Tres son multitud (o cómo no matar al mejor amigo de tu novio)

El amigo de mi novio no es mi amigo

¿Es el mejor amigo de tu novio tu mejor amigo también? ¿O estás empezando a idear planes para deshacerte de él? Antes de que tu relación acabe convirtiéndose en una novela de Agatha Christie, ponle remedio ¡Nosotras te ayudamos!

Por un lado está él, el mejor amigo de tu novio que piensa que hasta que tú llegaste y te pusiste en medio de ambos lo hacían todo juntos, se apoyaban, salían de fiesta, veían el fútbol y en general, eran como uña y carne. Hasta que tu llegaste y lo estropeaste todo. Eres una bruja y luchará contigo para recuperarle.

Por otro lado estás tú, que estás del mejor amigo de tu novio hasta el mismísimo moño. Está todo el día metiéndose en medio de los dos, estropeando tus planes con tu novio para llevárselo al fútbol o de fiesta, hablando de otras tías (mientras remarca lo buenas que están, mucho más buenas que tú) y en general, molestándote. Estás dispuesta a sacar todas tus armas para librarte de él.

Y por otro lado, está tu novio, que vive en la inopia feliz y contento pensando que su querida novia y su mejor amigo se llevan genial, qué suerte ha tenido. Esta suele ser una situación muy habitual que siempre acaba o con la ruptura de la pareja o de la amistad (más bien suele ser esta última la habitual). Sin embargo, tú quieres que tu novio sea feliz y no pierda a su mejor amigo, sólo quieres que no se entrometa ¿verdad? Te ayudamos a solucionarlo.

Si no soportas al mejor amigo de tu novio y no sabes qué hacer:

-Habla con él: los dos queréis a tu novio y no queréis que lo pase mal ¿No? Pues habla con él y estableced un acuerdo mutuo de no agresión por el bien común. Como unos padres divorciados con hijos, más o menos.

-No te inmiscuyas demasiado: déjales que hagan sus planes, no te apuntes siempre a salir con ellos, a ver el fútbol o a lo que vayan a hacer. Tu novio también necesita ver a sus amigos, por mucho que te quiera y le guste estar contigo.

-Haz un esfuerzo: aunque tengas ganas de asesinarle cada vez que le ves, respira hondo, cuenta hasta 100 y salúdale con tu mejor sonrisa. Cuanto mejor le trates, menos cosas podrá reprocharte y tú quedarás mejor ante los ojos de tu novio (y es una impresión que obviamente tienes que cuidar).

-Coméntale a tu novio cómo te sientes: pero sin criticar a su amigo. Dile que a veces te sientes desplazada cuando están juntos y que te gustaría que repartiese un poco más su atención. Pero ¡Ojo! No te hagas la víctima, dile las cosas claras y sin hacer pucheros.

-Y si no consigues que la cosa mejore: evita a su amigo. Legad A una cuerdo tácito de no veros las caras a no ser que sea estrictamente necesario y vive más feliz.

Imagen de Levi’s.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>