¿Tienes una entrevista de trabajo? Todos los consejos para que arrases y te pidan de rodillas que aceptes el empleo

¿Tienes una entrevista de trabajo y estás histérica? ¿No sabes cómo comportarte? ¿Te aterra equivocarte y que no te den el trabajo? Es lógico tener miedos sobre una entrevista, ya muchas veces es la única oportunidad de conseguir ese empleo que tanto deseamos. No te preocupes, porque Nosotras te proponemos unos consejos para que los dejes con la boca abierta y te pidan de rodillas que te quedes en su empresa. ¡Toma nota y arrasa!

Antes de la entrevista
1. Tienes que sentirte cómoda con tu aspecto y con la ropa que te has puesto. Así que elige tu vestuario el día de antes, y pruébate todos los modelitos hasta que te veas perfecta. Eso sí, recuerda que debes adecuarte a la filosofía de la empresa, pero siempre apunta a un estilo semi-formal y moderno. Sobre todo evita la ropa llamativa

2. Si te citan por escrito, lo correcto es que contactes telefónicamente o vía e-mail para confirmar tu asistencia. Si te retrasas por cualquier motivo, debes contactar con la empresa y justificar el retraso.

3. Intenta estar en el lugar en el que se va a realizar la entrevista 5-10 minutos antes de la fecha prefijada. Debe dar la impresión de que para ti es la cita más importante del día. Así aprovechas para tranquilizarte y asegurar que te enfrentas a la entrevista serena. Piensa en el medio de transporte que utilizarás para acudir a la entrevista y calcula el tiempo necesario.

4. Es importante que acudas sola. De esta manera, darás sensación de estar segura de tus posibilidades.

5. Prevé las preguntas que te pueden realizar, ya sean personales o profesionales y prepara las respuestas que puedes dar. Además, intenta conocer todo lo que puedas de la empresa. Es bueno que sepan que sabes dónde quieres trabajar.

Durante la entrevista
Debes crear buena impresión, ya que las primeras tomas de contacto son muy importantes. En muchas ocasiones los jefes deciden la valía de una persona sólo viéndola entrar por la puerta.

1. Saluda al entrevistador con una fórmula convencional, siéntate derecha y correctamente en la silla. Si te sientas al borde, denotarás inseguridad, y si lo haces muy tumbada, darás sensación de falta de respeto.

2. Mira a los ojos del entrevistador durante el transcurso de la entrevista (pero sin intimidar) y no le tutees si no te lo indica. Queda totalmente prohibido interrumpir mientras habla el seleccionador. No hables ni demasiado ni poco.

3. Muéstrate atenta y simpática y evita morderte las uñas, golpear con el boli en la mesa y moverte mucho en el asiento: debes estar tranquila y relajada.

Después de la entrevista
Analiza todo lo que ha sucedido, piensa en los puntos fuertes y los débiles que han tenido tus respuestas o comportamientos. Todo esto puede servirte para una entrevista posterior con la misma empresa o para futuras entrevistas para otros puestos de trabajo.

Eso sí, recuerda que las empresas buscan personas activas, con actitudes y aptitudes que encajen con el puesto solicitado, y la entrevista es la manera más eficaz para demostrar que deben contratarte. ¡Ánimo!

Autor: Elisabet Castillo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *