Test de fertilidad maculino

Investigadores de la Universidad de Birmingham han desarrollado el primer test de fertilidad masculino que se puede usar en casa. Según sus creadores, este aparato, que se vende de momento en el Reino Unido y por internet, puede ayudar a las parejas a descubrir problemas de fertilidad a una edad temprana.

El test masculino, que se llama comercialmente Fertell y se ha desarrollado en colaboración con los laboratorios Genosis, funciona de una forma sencilla: el hombre ha de colocar una muestra de esperma en el aparato, pulsar un botón y en aproximadamente una hora y veinte minutos, sabrá si tiene un nivel suficiente de esperma activo para fecundar un óvulo.

Para llegar a esta conclusión, los espermatozoides de la muestra depositada en el recipiente Fertell nadan en un liquido que simula las características y temperatura de la mucosa cervical uterina, hasta llegar a un ovulo ficticio donde se realiza el cálculo. Si se localizan más de 10 millones de espermatozoides móviles por milímetro de esperma, se ilumina una línea roja que indica que se ha superado la prueba de fertilidad.

Pero como los problemas de fertilidad se pueden dar tanto en hombres como en mujeres, este aparato se vende en un pack que incluye también un test para mujer. Su funcionamiento es también bastante simple: es similar a un test de embarazo pero que, en este caso, mide la fertilidad de la mujer.

Por el momento este pack, que tiene un precio recomendado de 79,99 libras (casi unos 120 euros),  sólo se vende en el Reino Unido, a través de los establecimientos Boots y de su página web (www.boots.com). Se empezará a vender también en Irlanda a partir del próximo mes de abril y la empresa que lo distribuye tiene planificado introducir estos test de fertilidad en Europa a finales de 2006.

Autor: Veronica Lamas

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *