Tecnología de la Nasa en Gaudí

La firma Konrad Muhr se ha arriesgado de nuevo y, esta vez, se ha atrevido con tejidos desarrollados por grandes centros de investigación como la Nasa. La tecnología inteligente Outlast se usa para soportar bajísimas temperaturas, y Konrad Muhr la ha aplicado a sus camisetas.

Estas camisetas absorben el exceso de calor cuando se produce en demasía y lo libera cuando el cuerpo lo necesita. Son prendas inteligentes y, sobretodo, futuristas como el resto de su colección para el 2005.

La firma ha experimentado con los contrastes entre color y materia. Así, hemos visto en la pasarela  materiales muy nobles como la seda o el mohair con otros de última generación como la polidamia 3D. Los colores protagonistas han sido el negro, omnipresente en todas las colecciones, y los colores metalizados. El diseñador Toni Morral ha dejado su marca: un estilo muy trasgresor.

Chaquetas y abrigos, para nosotras y para ellos, en negro con el reverso en azul metálico, ideales para llevarlos abiertos. Del mismo azul ha presentado cinturones y otros complementos para combinar. El color naranja también ha tenido un papel a destacar. Aunque el común denominador en la mayoría de modelos han sido las cadenas. Cadenas en dorado y en plateado empleadas como cinturones, asas de bolso, simples adornos que cuelgan de la cintura y collares para ellos.

Konrad Muhr ha vestido a una mujer agresiva, escondida detrás de grandes gafas de sol. A ellos les ha dado un toque mafioso, con gorros de gangster,  y otro toque de “skaters”, gracias a los pantalones anchos y las bambas. Y, a ambos, les ha añadido una gran dosis de futurismo.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *