Té, un placer para los sentidos

Aromas, texturas, formas, colores, sabores, el té es un producto que transmite sensaciones por los cinco sentidos. Un mundo que sorprende a aquellos que no lo conocen con 1.500 tipos de mezclas diferentes en todo el mundo.  Si sólo conoces el té a través de las bolsitas del supermercado abre los ojos al asombrante mundo de esta bebida

La palabra que destaca en todos los aspectos del té es diversidad. Por eso la decisión de tomar un té ya conlleva una complicada elección. Si miramos las diferentes clases de té centrándonos en sus hojas encontramos té blanco, Oolong (digestivo), negro (perfecto para tomar con leche), aromatizado (con frutas o flores) o prensado. También están los dos tipos de té más populares últimamente gracias a sus saludables beneficios: el té verde (muy bajo en calorías y protector contra los antioxidantes y los radicales libres) y el té rojo (apropiado para reducir las grasas y el nivel de colesterol, además de reforzar el metabolismo del hígado).

Beneficios

Los beneficios del té son los que conducen a muchas personas a su consumo ya que previene ciertos procesos degenerativos de las células, ayuda a regular el aparato cardiovascular y contribuye al cuidado de los dientes. Unas facultades que le han reconocido consumidores de todo el mundo que beben los 2.500.000 de toneladas de té que se producen en todo el mundo, siendo la India el mayor productor con 754.000 toneladas.

Los recipientes para hacer y tomar el té también son un mundo a parte. Hay teteras y tazas de porcelana (típicas de Gran Bretaña), de cristal y de terracota (que supuestamente aporta un sabor diferente a la infusión), con las formas y colores más diversos, por lo que hay coleccionistas que las cuidan como auténticos  tesoros. Después de estos utensilios básicos los complementos se diversifican: cajitas de metal para guardar el té fresco a granel, coladores de té, pastas especiales, azúcares, chocolate, mermeladas e incluso sorprende un licor de té.

A la hora de beber la infusión hay diversidad de gustos. El 98% de los británicos, principales consumidores europeos de té, optan por tomarlo con leche, los “puristas” lo prefieren sólo para apreciar mejor su sabor, pero también se puede tomar mezclado con limón, azúcar, menta, pimienta, cardamomo, canela, jengibre, piñones, mantequilla o sal. Y por supuesto, se puede optar por el té caliente para combatir el frío invierno o por el té frío para aplacar los calores estivales.

Nacimiento del te

El té fue uno de esos descubrimientos casuales que guarda ciertos paralelismos con el hallazgo de la ley de la gravedad descubierta por Isaac Newton ante la inspiración de ver una manzana cayendo del árbol. La infusión de té nació en China veinticinco siglos antes de Cristo. El emperador Shen Nung estaba en el jardín cuando cayeron en agua caliente unas hojas de un árbol de té. Al probar la infusión el emperador se sorprendió del agradable sabor y aroma de la infusión, que dos mil años después suyos consumiendo en todo el mundo. En España actualmente el consumo de té va en aumento progresivo. Una de las tiendas especializadas en té que encontramos en España es “Tea Shop”, que dispone de 24 tiendas por todo nuestro país y ofrece 120 mezclas de este producto, fresco y a granel. Especializada únicamente en todo lo relacionado con el té dispone también de un “T-Room” en el barrio de Gracia de Barcelona, en el que se pueden degustar diversos tipos de té y comida sana.

¿Has decidido tomarte un té? Pues después de conocer los diversos tipos recuerda que no lo puedes hacer de cualquier forma, debes seguir unos pasos básicos. Primero pon agua a calentar y utiliza hojas de té sueltas, cuando el agua esté a punto de hervir echa un poco en al tetera para calentarla, pero recuerda tirarla después. Coloca en la tetera, o en un filtro en su interior, una cucharadita de té por cada taza. Vierte el agua caliente en la tetera, tápala y deja la infusión los minutos necesarios. Debes tener en cuenta que cada té debe estar un tiempo determinado para desprender todo su aroma y sabor. Todo un ritual para disfrutar de un auténtico té. Lo más difícil será elegir que mezcla de té prefieres.

Autor: Isabel Rey

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *