Sweet Honey: caricias de miel y aceite

Ha llegado el momento de relajarnos tras 11 meses de duro trabajo, en el hogar y fuera de él. ¿Sois dulzonas? Si la respuesta es sí este es vuestro masaje. Un tratamiento con miel de acacia, miel de castaño, jalea real, aceites de almendras y sal del Mar Muerto. Todo un disfrute para el cuerpo y los sentidos.

A través de los puntos marma de nuestro cuerpo y la técnica de la colada Shirodhara sobre la cabeza, este masaje ayuda a liberar energías. El primer paso del masaje consiste en exfoliar con la sal del Mar Muerto para preparar la piel. A continuación se reciben a través del masaje las propiedades de la miel de acacia (rica en frutosio) para hidratar, suavizar y tonificar la piel; los beneficios de la miel de castaño (que contiene frutosio y sales minerales) para nutrir en profundidad; y la aplicación de jalea real que llevará a cabo una acción antiedad gracias a las vitaminas y aminoácidos. De nuevo, se volverán a aplicar sales del Mar Muerto para completar la acción alisante y exfoliante.

Además del placer que produce, este masaje nos eliminará las células muertas y actuará como drenante e hidratante intenso. Como añadido, podemos recurrir a las algas liofilizadas o fango de algas para aportar sedosidad y consistencia a nuestra piel. Este añadido es un tratamiento preventivo antes de la exposición al sol.

Cierto es que se trata de una propuesta muy sugerente. Una mezcla irresistible de salud y placer que se consigue a través de productos naturales. Si quieres más información puedes acudir a www.beautytimebcn.com

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *