Sudor: conoce a tu enemigo para combatirlo

¿Qué es el sudor y por qué sudamos? ¿Usar un desodorante o un antitranspirante? ¿Qué diferencia hay entre hombres y mujeres?

Un estudio llevado a término por los laboratorios Unilever, una marca con más de 25 años de experiencia en investigación en desodorantes, revela la verdadera naturaleza del sudor y aclara falsos mitos relacionados con el desodorante.

El sudor es un líquido salado y transparente que segregan las glándulas sudoríparas de todos los mamíferos para regular su temperatura corporal.

Estas glándulas se localizan por todo el cuerpo, los pies, la frente, las manos…pero el sudor más desagradable de todos es el de las axilas. En esta zona se concentran dos tipos de glándulas distintas: las ecrinas y las apocrinas.

Las glándulas ecrinas reaccionan ante el exceso de calor, produciendo sudor con un 99% de agua. Las glándulas apocrinas reaccionan únicamente ante las emociones segregando líquidos que contienen sustancias grasientas, lípidos y aminoácidos. Estas sustancias interactúan con la flora bacteriana y esta fusión es la responsable de la aparición del mal olor.

También podemos distinguir entonces dos tipos de sudor: el físico y el emocional. El primero es el resultado de una regulación de la temperatura y tiene un olor apenas perceptible ya que lo segregan las glándulas ecrinas. En cambio, el sudor emocional, provocado por situaciones de vergüenza, nervios o presión es generado por las glándulas ecrinas y las apocrinas, por lo que su olor es más desagradable.

Con los desodorantes podemos combatir los resultados de la sudoración. Los desodorantes actúan sobre la flora bacteriana, reduciéndola y previniendo la formación de mal olor. Los antitranspirantes actúan directamente sobre la transpiración, ejerciendo una acción reguladora que limita tanto el olor como la humedad. Al contrario de lo que se cree, los antitranspirantes no bloquean el proceso natural del cuerpo, sólo lo regulan y las sustancias que lo permiten son el aluminio y el zinc, minerales que no son perjudiciales para el organismo.

Los hombres y las mujeres tienen diferentes hábitos respecto al desodorante. Mientras que las mujeres utilizan estos productos de manera habitual para evitar el mal olor y la secreción, los hombres los utilizan como fragancia para refrescarse cuando sienten calor. Un 98% de mujeres utiliza el desodorante en su higiene diaria frente a un 77% de varones.

La cantidad normal de sudor del ser humano es de un litro al día, pero en situaciones extremas el cuerpo puede llegar a transpirar 2 litros por hora y hasta 10 litros diarios.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Lo mismo de Maria, necesito saber si ustedes conocen un desodorante o algun remedio para evitar o reducir el sudor en la frente?

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *