Soraya: “Hay que apreciar lo que uno tiene porque todo en esta vida es prestado”

La cantautora colombiana Soraya está en promoción de su octavo disco “El otro lado de mí”, según ella su disco “con más energía”. Es la primera vez se atreve a cantar sobre temas sociales y nos explica, después de superar un cáncer de mama, cómo lucha contra “este monstruo” y cómo ayuda a otras mujeres.

¿Cuál es tu otro lado, ese que nos muestras el disco?
Es un lado un poco más agresivo, más roquero, con más confianza. Por primera vez hablo de temas sociales, cosa que no había hecho antes en mis discos. No es que no lo hubiera querido hacer, lo había intentado muchas veces pero las canciones, en mi opinión, no llegaban a ese nivel donde tenían que estar. Uno puede ser cantautor y no tiene porqué tratar temas sociales. Era el momento justo para grabar este disco.

Cómo diste con la poetisa “Alma de la calle” y cuál es su historia
Es una historia muy interesante y muy linda. La conocí a través de un artículo de un periódico de Miami. Ella es una persona mayor, abandonada desde niña, criada en la calle solita. Empezó a escribir poesía y escribió novelas. La llamaban la loca porque ella andaba para arriba y para abajo contando historias, inventándose cuentos y personajes. Empezó a limpiar botas para ganarse unos pesitos y siguió por muchos años. Ella enseñó a leer a sus hijos a través de su propia poesía. Es una persona muy humilde, vive en un barrio muy pobre de Bogotá y trabaja lustrando botas a las afueras del Ministerio de Cultura y Turismo. Un día vio un anuncio para un taller de poesía, se puso las pilas y se matriculó. Salió poeta laureada en 1992. Pero sigue lustrando botas con una vida muy humilde. Nunca le ha podido sacar impulso a su carrera. Su sueño es poder hacer una biblioteca en el barrio para que los niños puedan leer y celebrar sus cumpleaños. Llevamos casi dos años de amistad y la apoyo como puedo. Ya le han publicado dos libros y cuando voy a Colombia a hacer promoción también se la hago a ella. Me ha enseñando muchas cosas, es un ejemplo de mujer luchadora que persigue un sueño.

Cuál es el mensaje de tu canción “Tiempo”
Todo en esta vida es prestado aunque a veces queremos robarle tiempo al tiempo, que el segundo que vivimos sea un poquito más eterno. El mensaje es ese: apreciar lo que uno tiene porque todo en esta vida es prestado

Desde España vemos muy lejano tu país, Colombia. En la canción “Gotas de Perdón” nos cuentas la situación que sufre el país. ¿Cómo se consigue vivir envuelto de violencia?
Puedo hablar a través de los ojos de mi familia, porque yo ya no vio allí, vivo en Miami. Los colombianos siguen luchando, siguen viviendo y siguen soñando envueltos en violencia. Es mucho más que una violencia de atracos o secuestros, uno vive con inseguridad todos los días. Esta inseguridad existe desde hace más de 40 años y no se soluciona fácilmente. Pero se vive con ello, uno se adapta. Aunque no hay ningún colombiano que lo acepte sino que siguen luchando para encontrar una paz muy pronto.

Fuiste a Bogotá a reunirte con músicos de allí. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Qué te han aportado estos músicos para el nuevo disco?
Eran músicos que yo no conocía de nada. Lo más hermoso, más que lo musical, fueron las conversaciones que tuvimos. Me regalaron su amistad con mucha generosidad y hubo mucha confianza, cosa que para mi es un poco difícil porque  no soy extrovertida, soy  más  bien tímida. A pesar de estar con gente desconocida, me apreciaron y me hicieron sentir totalmente en casa.

En 2000 te diagnosticaron un cáncer de mama. ¿Cómo lo afrontaste?
Fue difícil. Fue un shock, una noticia muy dura. Poco a poco decidí que me tenía que poner las pilas y no convertirme en víctima. Tenía que seguir luchando y me organicé bien. Busqué las armas para combatir contra este monstruo y día a día salí a delante. Es como una montaña rusa. Hay momentos de tristeza, de depresión, de rabia, de confusión… pero encuentras tu equilibrio y tu norte y te dices “no paro hasta que llegue”.

¿Te apoyaste en la música en estos momentos tan duros?
Claro. Fue el mejor tratamiento que yo  misma me di, usé la música como escape. Siempre les digo a los pacientes que tienen que buscar un escape. Puede ser escribiendo en un libro todos los días o cantando en el baño o gritando o pintando…uno tiene que encontrar su camino.

¿Cuál es tu función en The Susan G. Komen Breast Cancer Foundation y en Living With It? ¿De que manera luchas contra el cáncer?
Para The Susan G. Komen doy charlas, hablo con pacientes, con oncólogos, les recuerdo lo que es ser paciente, la importancia de tratar a una mujer con respeto y dignidad. Hablo con enfermeras y les agradezco su trabajo, ellas son la conexión esencial en esto. Ayudo a recaudar fondos, participo en el desarrollo de programas. Livingwithit significa en español algo así como viviendo con él, siendo superviviente de cáncer. EN las charlas hablo sobre cómo seguir con una alta calidad de vida después de superarlo, cómo encontrar las cosas que te inspiran para levantarte todos los días.

Por qué dices que tienes que recordar a los médicos que hay que tratar a las mujeres con respeto. ¿Sufriste alguna falta de respeto?
En mi caso no pero si lo he visto. Soy muy exigente y si no me gustaba la respuesta del médico yo se lo decía. Pero muchas mujeres no hacen eso sobretodo en EEUU, las que no entienden el inglés y no entienden lo que les dice el medico. Me aferré a esto para cambiarlo. Porque si hay que pasar por todo lo que hay que pasar se ha de hacer de una forma muy digna.

¿Cuándo nos presentarás tu disco a los fans españoles?
Ojalá pronto. He plantado las semillas con esta visita.

Mientras tanto tenemos que conformarnos con oír sus canciones a través del cd. Pero sabemos cómo le gustaría  que fuese su “show musical” cuando actuara en España: “Me gusta actuar ante mil o cinco mil personas no más. Que todo sea en directo, muy bien ensayado pero con mucha improvisación y con  el sexto músico, así llamamos a la inspiración”.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *