Siempre perfecta para estas fiestas

En plena Navidad una siempre debe ir perfecta vaya donde vaya. Pero no te agobies, tampoco hace falta que vayas de punto en blanco.

Con la Noche Buena inauguramos una época de cenas, comidas y fiestas. Seguramente esta es la única vez en todo el año que ves a toda tu familia reunida. Y claro, una debe causar siempre buena impresión. Ya sabes que estos días, las deportivas y el look sport quedarán en el armario. Pero tranquila, te damos algunas propuestas para que no desentones allá donde vayas.

Primero de todo, si eres de las que para ti los jeans son una pieza clave en tu vestuario no te preocupes. Ya sabes que este año los pitillos se han convertido en la prenda estrella. Puedes combinarlos con unas botas de tacón o unos estupendos zapatos de esos de altura. El tacón es una clave para ir elegante, no lo olvides. Además, lo importante no es lo que lleves sino el cómo lo lleves.  

Si lo tuyo va de pantalones, acuérdate que las bermudas con unas medias originales combinadas con una camisa también son una alternativa muy elegante.

Eso sí, para la noche no lo dudes, el vestido es la opción más acertada. Preferiblemente que sea por la rodilla, y combínalo con unas medias divertidas. Si el vestido es liso, apuesta por unas medias de strass, que brillen, le darán un toque de originalidad. No busques un vestido recargado, en la sencillez está la elegancia, ya que serán los complementos con los que conseguirás estar ideal. Además, no caigas en el error de pensar que el vestido es solo cosa de chicas finas, la firma No.li.ta por ejemplo, ofrece unos modelos muy rockeros. La clave está en los complementos que elijas. Si el vestido es de escote pico olvídate de los collares o gargantilla, apuesta por unos buenos pendientes y adorna tus brazos con grandes brazaletes. Si prefieres un espectacular collar entonces los pendientes que sean de lo más discreto. El exceso de complementos es contraproducente. 

Y la regla de oro: Lleves lo que lleves, al caer la noche, cálzate unos buenos tacones, nunca pueden faltar por mucho que te duelan. Ya sabes el dicho, para presumir hay que sufrir.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *