Sexo en verano

Amigas, el verano llegó hace días, no hay duda. Mientras el sol calienta podemos refrescarnos en playas, piscinas, bajo un árbol o encerradas en las oficinas, las que nos toca trabajar, con el aire acondicionado.

Pero las altas temperaturas no se deben sólo a lo que marcan los termómetros. Nuestro calor corporal también sube, el verano pone las hormonas por las nubes y los deseos sexuales se disparan.

Así que hemos pensado en algunos trucos y lugares para sorprender a nuestra pareja en verano, para disfrutar pero sin que se nos queden los cuerpos enganchados por el sudor.

La poca ropa de verano ayuda a enseñar más el cuerpo, el moreno de la piel acompañado de transparencias y con prendas fáciles de quitar lleva de cabeza a los hombres. Por lo tanto, fuera complejos y a mostrar estos cuerpos deseosos de ser admirados.

Las vacaciones nos llevan hasta hoteles, campings, apartamentos… a los que no estamos habituados. Sólo por eso ya suponen un nuevo lugar para llevar a cabo nuestras fantasías. Pero por si fuera poco, disponemos de maravillosas playas donde podemos perdernos para disfrutar de una noche loca de verano. Las piscinas pueden ser un lugar más complicado, a menos que tengáis la suerte de disponer de una de uso privado, donde podréis realizar escenas que estamos cansadas de ver en las películas americanas.

La montaña y los bosques esconden un encanto que se mueve entre el deseo y el miedo, pudiendo ser un buen lugar para sorprender a alguien amado. Eso sí, queda prohibido fumar después de entregarse, para no provocar más incendios.

Y las que se quedan trabajando, pueden disfrutar de la poca gente que hay en las oficinas, de la no presencia de los altos cargos… y vivir una loca pasión laboral con algún compañero de trabajo.

En referencia a los juegos que se pueden emplear en esta época del año, destacan el hielo, los helados, la fruta fresquita… todo vale para sorprender y pasarlo bien. Así que deja volar tu imaginación y corre a la nevera a ver que encuentras. El cubito de hielo es siempre un buen aliado para refrescar y a la vez volver a calentar.

Prueba, compara y ya nos contarás.

Autor: Xenia Castella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *