Revólver vuelve con “Mestizo”

Una voz comprometida y una guitarra española era lo único que había sobre el escenario. Abajo, sentados y algunos de pie porque no había sillas suficientes, los fans de Carlos Goñi, la voz de Revolver.

Su gira 2004-2005 para presentar su nuevo disco Mestizo lo ha traído a Barcelona. Su primer contacto con el público fue en la FNAC. Dijo: “si no hay preguntas no hay música”. Así comenzaba una charla apasionada entre fans y artista. Carlos Goñi iba intercalando canciones a capela en la conversación, que duró casi dos horas.

Mestizo es su último disco, producido por él mismo. Él ha tomado todas las decisiones en el proceso para que el resultado fuera el que él deseaba. “Cuando os lleguen las canciones, quiero que os lleguen bajo mi punto de vista” explicaba el madrileño a sus seguidores, “yo no trabajo en equipo, no me gusta. Soy tremendamente individualista. Escucho pero yo soy el que decido. Soy muy perfeccionista, las cosas nunca están lo suficientemente bien. En los equipos siempre hay alguien que trabaja más, no soporto a los vagos”.

A medida que avanzaba la conversación Carlos iba desnudando sus ideas e incluso su corazón. Un seguidor le dijo que había escuchado su nuevo disco y le parecía triste. Carlos redijo: “No es un disco triste. Me puedes decir que no te gusta pero no que sea triste. Sur es el disco más triste que he hecho en mi vida. Es un disco negro. Lo hice en el peor momento de mi vida. Mi mujer decía que lo peor de estar conmigo era que todo el mundo sabía como era nuestra vida en común”.

Una de las preocupaciones que compartió en el encuentro fue su miedo al aburrimiento y al aburguesamiento. Relataba así el cambio de estilo del nuevo disco: “Me he llevado el sonido de Revolver a otro sitio. Necesito cambiar sino me aburro y eso no va con mi religión”.

El cantante se mostraba cómodo con su gente. Dedicó canciones que desgarraban el alma. Canciones que eran sentimiento en estado puro. Sentimientos por injusticias y por actos reprobables. El disco se llama Mestizo “porque todos somos mestizos […] Igual de racista es el que no acepta a un negro o el que no acepta el catalán como lengua o el que no permite la autodeterminación de Euskadi”, contaba Carlos. Y añadía: “No me gustan los que proclaman la pureza de razas”. Este compromiso con determinados temas le lleva a estar en una situación extraña. Para unos es un cantante muy querido y para otros muy odiado. “El tema de Revolver genera tantas antipatías como simpatías. No hay ningún grupo que tenga más críticas que Revolver. […] Social y políticamente soy un tipo incomodo. No me conformo con meter el dedo en la llaga. Me he propuesto apretar. Hay gente a la que le gustaría que montara un bar. Pues que se jodan”, explicaba abiertamente. El cantante sabe el poder que tiene de concentrar a masas de gente, pero no pretende con sus canciones convencer a nadie de sus ideales: “No hay ni una sola canción que pueda cambiar el mundo. Lo único que pretendo es decir lo que yo opino”.

Y opinó sobre todo lo que le preguntaban. Resolvió ampliamente todas las dudas de los presentes, como por ejemplo cuales eran los cantantes españoles que más le gustaban: “Jorge Drexler me gusta muchísimo, pienso que esta en un momento potente de creatividad. Pedro Guerra es un clásico y Serrat es el mejor. En cuanto a rock me gustan MClan, Miguel Rios, que es el “papi”, y Luz. En cuanto a Sabina, no me gustan sus producciones pero tengo que reconocer que el disco 19 días y 500 noches es mágico. Tengo dos copias. En cambio, no encontrarás muchos músicos que digan que este disco es bueno”.

Además de todo esto habló de temas como Operación Triunfo y la piratería, de la que está en contra. La rechaza siempre y cuando sea “un negocio con ánimo de lucro, del que se saquen beneficios”, pero acepta la copia privada: “Todos nos hemos grabado algún disco y no hay ningún problema”. Charló también sobre Internet, medio que odia profundamente, y de la necesidad de apoyar a grupos emergentes.

Fue una charla que gustó a los asistentes y gustó a Carlos Goñiz, que se despidió diciendo: “Espero que os haya resultado igual de agradable que a mi”. Y concluyó la velada firmando autógrafos.
Su próximo concierto será el 19 de noviembre en Valencia y recorerá las ciudades de Fuenlabrada (26 de noviembre), Almería (27 de noviembre) y San Pedro del Pinatar (7 de diciembre). Carlos Goñiz pondrá punto y final a su gira Mestizo el 18 de diciembre en Selaya. Una gira que comenzó el 23 de octubre en Fuerteventura.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *