Reírse a carcajadas es un ejercicio sano

Reírnos no nos produce más arrugas, sino al contrario, movilizamos la musculatura facial, producimos estiramientos de los músculos, ejerciendo un efecto tonificante y antiarrugas.

Cada vez más los expertos están investigando el efecto de la risa. Como poder curativo, cada vez más, la risa se esta convirtiendo en un elemento importante en las terapias que se aplican en los hospitales infantiles y geriátricos.

El buen humor crea un círculo psicológico saludable que ayuda y favorece el restablecimiento de la salud. Desde el punto de vista fisiológico, una buena carcajada destensa los músculos, ensancha los pulmones llenándolos de oxigeno, consigue un aumento de la circulación sanguínea y relaja el sistema nervioso.

Des del punto de vista psicológico, levanta él animo potencia el bienestar y el equilibro emocional, ayudándonos en la mayoría de los casos a superar los problemas.

Además, muchos hombres reconocen lo que les llama la atención de las mujeres es la sonrisa. Quizá no sea lo primero en lo que se fijan, pero es un buen ejercicio para el espíritu que corre a nuestro favor en el juego de la seducción.

¡Venga amigas !… a reírnos. Seguro que nos sentiremos mucho más felices y relajadas.

Autor: Redaccion

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *