Recomendaciones para tus viajes exóticos

Cada vez somos más los que elegimos como destino turístico los lugares más exóticos del planeta y, aunque el viaje pueda resultar muy interesante, hay que tener en cuenta las posibles enfermedades e infecciones que pueden transmitirnos miles de especies de estos países y su diferente climatología. En nuestro país se calcula que cada año más de doce millones y medio de españoles viajan a Centroamérica, América del Sur, Asia y áreas del Pacífico.

Estos nuevos destinos vacacionales  han hecho que aumenten las enfermedades tropicales en España, según indica Rogelio López-Vélez, jefe de la Unidad de Medicina Tropical y Parasitología Clínica del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid.  Según López-Vélez, las enfermedades más habituales entre quienes viajan a una zona tropical son el síndrome gastrointestinal, infecciones respiratorias comunes, y síndromes cutáneos, como problemas por picaduras infectadas, parásitos, pediculosis, micosis superficiales y reactivaciones de herpes simples. También destaca el síndrome febril, que incluye la malaria, las hepatitis virales agudas, el dengue y la fiebre tifoidea.

Los viajes con destinos con alto riesgo, no sólo de contagio de la enfermedad sino de transmisión al regreso, deben prepararse con tiempo. Es recomendable comenzar las gestiones sanitarias al menos 4 ó 6 semanas antes de partir, pues hay vacunas que, además de una primera inyección, precisan de un refuerzo posterior. Algunas requieren varios días para iniciar sus efectos, otras no se pueden aplicar simultáneamente y unas cuantas están contraindicadas para mujeres embarazadas. Además, no se trata de cumplimentar una cartilla estándar: se valoran todas las circunstancias que rodean al viaje en el momento concreto en que se va a realizar. También es aconsejable tener al día el certificado de vacunación y haber sido sometido a un ciclo primario de vacunación. Pero hay que tener muy presente que las vacunas no inmunizan, tan sólo previenen, con lo que igual de importante es extremar las medidas de higiene, tanto personales como de alimentación:

– Elegir ropa y calzado adecuados. Si el destino es caluroso, se han de escoger fibras naturales (algodón, lino, etc.), ligeras, no ajustadas y de colores claros, siendo aconsejable cambiarse de ropa a menudo. El calzado será amplio y ventilado para evitar infecciones por hongos.
– Sacudir las sábanas y mantas antes de acostarse, así como la ropa y el calzado antes de vestirse, por si algún insecto u otro animal se hubieran ocultado en ellos.
-Usar sombrero y gafas de sol y aplicarse cremas con filtro solar.
– Llevar un pequeño botiquín con desinfectante y algodón, antibióticos, paracetamol, pastillas potabilizadoras y preparados antidiarreicos.

Es muy importante tener en cuentas todas estas recomendaciones cuando decidas escoger una oferta turística a un destino lejano porque el no hacerlo puede traer graves consecuencias para vuestra salud.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *