Pronovias viste a una novia femenina, elegante y glamourosa

Una boda, un sueño, una ilusión… La mujer que se viste de blanco en el día más importante de su vida quiere sentirse bella, femenina. Pronovias se ha propuesto conseguirlo en su nueva colección para el 2006. Colecciones que visten a la novia con elegancia y glamour para que ese día, tú seas la única protagonista.

Si hay algo que predomina en los vestidos de Pronovias es su aparente facilidad a la hora de favorecer y realzar la silueta femenina. Son cortes detenidamente pensados que se ajustan al cuerpo y dan vida a verdaderas obras de arte. El color predominante es el blanco natural que da luz y vida a vestidos que se llenan de transparencias, drapeados y encajes.

Escotes palabra de honor, con tirantes u originales vestidos que se ajustan al cuello. Los escotes destacan hombros y espalda. Cualquier estilo, cualquier personalidad, podrá encontrar en esta colección el modelo que más se ajuste a su preferencias. Sin duda, Pronovias apuesta por una novia dispuesta a no pasar desapercibida, fiel a la moda sin renunciar a la tradición y mucho menos a la comodidad. Incluso los vestidos más tradicionales se renuevas con formas sofisticadas. Tejidos de ensueño, tan puros como el encaje, el tafetán o la seda envolverán a la novia del 2006.

La firma se atreve incluso con las plumas o los volantes y godets. La organza, los encajes, el tul o los bordados en pedrería impregnan cada rincón de vestidos que sobrepasan lo inimaginable. Las flores, los lazos o las transparencias aparecen situadas en los lugares más insospechados. Diseños atrevidos, muy favorecedores, que destacan por su originalidad y su estilo elegante.

Dos claras tendencias predominan en la colección. Una clara tendencia que llega son los vestidos que regalan volúmenes, volantes y tejidos extra vaporosos en las faldas. Son piezas que se ajustan al torso para mostrarse generosos en la parte inferior. Una explosión de contrastes con superposiciones asimétricas y detalles pensados al límite.

Por otra parte, también hay los vestidos que semejan una segunda piel y que resultan, si cabe, aún más sexys y atrevidos. Son cortes muy estudiados que favorecen cada centímetro de piel. Piezas que se ajustan al cuerpo hasta la altura de las caderas desde donde caen faldas que destacan por su sinuosidad y su juego de movimientos.

Este año, además, podrás contar con modelos ideados por los mejores diseñadores nacionales e internacionales, como Valentino,  Hannibal Laguna, Lorenzo Caprile o Emanuel Ungaro entre otros. Son verdaderas obras de arte que endulzarán ese día tan especial.

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *