Procter & Gamble no es satánica: recibe 14 millones de euros por los falsos rumores

La multinacional Procter & Gamble ha tenido que soportar durante 25 años las acusaciones falsas sobre su relación con prácticas satánicas. La compañía responsable de conocidas marcas como Ariel, Oral-B, Duracell, Olay, Gillette y Braun ha ganado el juicio y se ha demostrado que sus productos nada tienen que ver con el Diablo.

Catorce millones de euros es la indemnización que recibirá Procter & Gamble por la falsa leyenda urbana que se fundó sobre ella en relación con su vinculación a Satanás, el Diablo y el 666. Y es que ¿quién no ha escuchado alguna vez alguna leyenda urbana y, sin saber si es cierta o no, la ha ido difundiendo por donde quiera que ha ido… Y claro, después, desmentirla es prácticamente imposible.

Procter & Gamble, fundada en 1837, es una multinacional que se dedica al sector de la limpieza, higiene y alimentación. En 1981, cuatro antiguos empleados de la empresa de distribución Amway difundieron unos rumores en los que se relacionaba a la empresa con prácticas satánicas: dijeron a miles de comerciantes que los beneficios de la compañía iban destinados a sociedades dedicadas a cultos satánicos. La multinacional ha luchado contra viento y marea para acabar con esa falsa información. Con lo difícil que es quitarse en San Benito… Pero por fin, esta semana, Procter & Gamble ha ganado el jucio y será indemnizada con 14 millones de euros por parte de los cuatro ex trabajadores, culpables de difundir rumores con el fin de desprestigiar la compañía y sacar provecho económico para sus propios negocios.

Pero, ¿de dónde sale la leyenda urbana?
Se remonta a los años 80, cuando se infundó el rumor que el símbolo de la compañía hacía referencia al diablo. Se trata de un dibujo en el que aparece una cabeza de un hombre con barba que recuerda a una luna creciente, y que contiene en el interior un círculo con 13 estrellas. Esto se relaciona con un pasaje de la Biblia del Libro de las Revelaciones 12:1, que dice así: ‘Y allí apareció una gran maravilla en el cielo. Una mujer se vistió con el sol y la luna bajo sus pies y, sobre su cabeza, una corona de 12 estrellas’. El logotipo de de P&G era, según la leyenda negra, una burla del símbolo divino. Además, donde la barba se encuentra con el círculo puede verse un enorme 666, el número de la Bestia. Por si esto no fuera suficiente, hay quien ve también dos cuernos de carnero, que representan al falso profeta. Este era el logotipo de la empresa, juzga tu misma:

Antiguo logotipo ‘satánico’ de Procter & Gamble

Los rumores llegaron a tal extremo, que P&G tuvo que cambiar el logotipo de la empresa, algo que sólo contribuyó a que la leyenda sobre la tapadera aumentara y aumentara más todavía…

Actual logotipo de Procter & Gamble, mucho menos ‘sugerente’

P&G ha negado siempre esta vinculación con el Diablo, pero los rumores, como ya se sabe, vuelan y son cada vez más difíciles de controlar. Ahora ya no tiene por qué luchar más, porque ha ganado el litigio, aunque le va ser muy difícil limpiar su nombre… vamos, que ni lavándolo con Ariel…

Autor: Elisabet Castillo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *