Preocupación por el aumento del consumo de tabaco entre las mujeres

De 5 al 8 de octubre se celebró en Toledo el primer Simposio Internacional de Mujer y Tabaco (ISOWAT), donde expertos de distintos países se reunieron con el objetivo de prevenir el consumo de tabaco entre el colectivo femenino, uno de los grupos sociales donde ha aumentado más el consumo de esta droga. En el simposio se puso de manifiesto la preocupación por la falta de estudios centrados en la adicción femenina, y  sobre todo por la carencia de tratamientos específicos para las mujeres.

El consumo de tabaco es mayor entre las adolescentes que entre los varones de la misma edad, según afirmó José Luís López Hernández, miembro de la Consejería de Sanidad de Castilla La Mancha. Por su parte la presidenta del Congreso y de la “Red Mujer y Tabaco”, Cleopatra R’Kaina, explicó que “en el mundo actual el consumo va a hacerse mayoritario en las mujeres porque están sometidas a mayores presiones”

Este problema es más preocupante en países en vías de desarrollo, donde el número de mujeres que fuman también está aumentando, aunque de forma más lenta que en los países desarrollado. En esta línea la experta en tabaquismo internacional, Catherine M. Essen declaró: “Resulta impresionante que en Egipto, Vietnam, Nepal o Tibet entre un 5% y un 15% del salario de las familias se invierte en el tabaco”. Por su parte, Kaneez Zehra, especialista pakistaní, aclaró que en estos casos, los consumidores suelen optar por formas de fumar más baratos como la cachimba o mascar tabaco.

Zehra explicó que además muchas mujeres pakistaníes son consumidoras pasivas porque no pueden salir de su casa y están expuestas al humo del tabaco del marido. La experta añadió que el cese del consumo femenino es difícil porque cerca del 79% de la población de su país es analfabeta y no pueden leer los mensajes que avisan de los riesgos del tabaco.

En Marruecos el tabaquismo sigue siendo un tema tabú y las mujeres se esconden para fumar. Para evitar que aumente el consumo, Joanna Vogel, una investigadora egipcia de la Organización Mundial de la Salud, propuso en el simposio la colaboración con los imanes de las mezquitas para transmitir a la población los riesgos que implica el tabaco.

Este simposio ha coincidido con el auge del interés por acabar con el consumo de cigarrillos que ha provocado campañas antitabaco en diversos países. Irlanda fue el primer país en prohibir el su consumo en los espacios públicos. Nuestro país seguirá su ejemplo ya que a partir de 2006 quedará prohibido fumar en lugares de trabajo, además de los restaurantes, bares y zonas de ocio que no tengan un lugar específico destinado a los fumadores.

Autor: Veronica Lamas

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. todo es muii interessanthee

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *