Polémica por la ‘delgadez extrema’ de las modelos de Cibeles

La Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y la Bulimia (Adaner) ha denunciado el desfile de modelos con la talla 34 en Cibeles y ha reclamado que se tomen las medidas necesarias para evitar la exhibición de maniquíes de “delgadez extrema”.

Según Adaner, Cibeles ha incumplido las recomendaciones aprobadas por el Senado en 1999, que advertían de que las modelos no podían desfilar si no tenían una talla superior a la 38. Maria del Carmen González, portavoz de la asociación,  ha pedido al mundo de la publicidad y de la moda que no muestren la imagen de la mujer con un peso inferior a “los límites saludables”, recomendación que “ha vuelto ha ser desoída en la pasarela Cibeles”.

Por su parte, fuentes del sector de la moda de Cibeles han declarado que no se hacen diseños para tallas 34 sino que empiezan a partir de la 36. La gerente de la Asociación de Creadores de Moda, Lucía Cordeiro, ha asegurado que están “en contra de la anorexia, varios asociados a la pasarela tienen colecciones para tallas grandes”.

El número de enfermos de anorexia y bulimia ha vuelto a crecer en los últimos años y además se ha ampliado el espectro de edades de personas susceptibles a padecer la enfermedad, con nuevos casos de niños de 6 a 8 años y ancianos de más de 65.

Tras la polémica sembrada por la denuncia de Adaner a Cibeles, la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid se ha apresurado a asegurar que “si detectaran cualquier signo de anorexia en las modelos que desfilan en Cibeles, no consentirían su participación”.

No obstante, Adaner continúa asegurando que tienen “pacientes ingresados con un índice de masa corporal superior a algunas modelos de la pasarela”.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *