Piernas de infarto con tan sólo 10 minutos diarios

Llevar una vida sedentaria o una mala alimentación son factores que contribuyen a no tener las piernas que desearíamos. Pero ahora, esa concentración de grasa en muslos y piernas ha dejado de ser un problema, ya que siguiendo estos rápidos ejercicios podrás tener unas piernas de infarto fácilmente ¡Son sólo 10 minutos al día y en tu propia casa!

1. Túmbate boca arriba en el suelo y estira los brazos en forma de cruz. Inspira y al mismo tiempo cruza una pierna rígidamente extendida sobre la otra mientras vas espirando. Repite 5 veces.

2. Separa bien las piernas y apoya las manos en las rodillas. Flexiona una y después la otra, alternativamente, 5 veces cada una, desplazando el tronco erguido hacia el lado de la pierna flexionada y estirando al máximo la otra

3. Para conseguir tornear las piernas separa los pies ligeramente, manteniendo el cuerpo erguido. Inspira y flexiona levemente las rodillas levantando los talones. De esta forma conseguirás que el peso recaiga sobre las puntas de los pies.

4. Ponte recta con los pies un poco separados, los brazos a los lados de las caderas y la cabeza erguida. Inspira profundamente y eleva los talones hasta quedar de puntillas. Espira lentamente, permanece así unos 4 segundos y luego baja los talones lentamente hasta apoyarlos en el suelo. Repite 5 veces.

5. Por último, vuelve a ponerte recta con los pies un poco separados. Intenta levantar los talones manteniendo las rodillas flexionadas y el resto del cuerpo inmóvil. Mantén los brazos caídos sobre el lado interno de los muslos. Aguanta unos 4 segundos y recobra la postura con las piernas estiradas, bajando los talones hasta apoyar en el suelo las plantas de los pies.

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *