Pastora Soler: “Con este disco me apetecía dejar de lado las cosas de niña y contar historias con más fuerza”

Pastora Soler, cuyo verdadero nombre es Pilar Sánchez, se encuentra estos días promocionando su nuevo disco “Pastora Soler”. Esta cantante sevillana empezó en el mundo de la música con 15 años  y ahora, con 26, edita el sexto álbum de su carrera.

Lejos queda, pues, su primer disco “Nuestras Coplas” (1994), de estilo eminentemente coplero, y su “Corazón Congelado” (2001), que la consolidó como artista superventas. Ahora afirma haber madurado como cantante y haber plasmado todo lo que ha aprendido en estos años en su nuevo disco. Hablamos con ella para que nos cuente en primera persona cómo es “Pastora Soler”.

Hasta ahora habías cantado coplas y música pop bailable. ¿Qué te ha hecho pasarte a las baladas en tu nuevo disco, “Pastora Soler”?
La verdad es que en mis discos anteriores siempre ha habido un poco de todo, lo que pasa es que siempre me han promocionado los temas más rítmicos. De este modo, la gente te conoce por lo que sacas, sobre todo, como primer single. Pero sí es verdad que en este disco me planteé buscar letras. No me guiado por los ritmos, me apetecía dejar de lado las cosas de niña y contar historias con más fuerza.

Entonces, ¿Cuáles son esas cosas que quieres contar ahora?
El amor y el desamor, porque es algo con lo que se identifica todo el mundo.

Con este cambio dices que quizá no sea tan comercial este disco…
Sí, aunque todavía no sabemos cómo se venderá. La verdad es que a veces el disco que menos te esperas es el que se vende más. Además, la gente está cansada del típico disco comercial en el que hay una canción que pega fuerte y las otras no valen nada. Por eso, en esta ocasión quiero ofrecer un disco más completo en el que la gente pueda conocer más de mi.

¿Cuál es la canción con la que te identificas más de tu disco?
Pues la verdad es que el primer single (“Solo tú”) lo elegimos porque a mi me gustaba mucho desde que me la mostró Antonio Martínez Ares, y grabándola sentí muchas cosas. Además, es un tema muy cercano a todo el mundo porque sufrir por amor es el peor de todos lo males.

Has grabado este disco entre Madrid y Milán. ¿Qué te ha aportado cada ciudad?
En las dos ciudades he disfrutado muchísimo. Además, hemos puesto muchas bases musicales a través de Internet, ya que Danillo Ballo, el productor, estaba en Milán y yo, al principio, en España. Después, fui a Milán a poner las voces y me encantó estar allí porque adoro la música italiana. Me encantan los artistas italianos, con voces rotas y desgarradas, algo con lo que me siento muy conectada. Ha sido una gran experiencia porque hasta ahora todos los discos los había grabado en Madrid y la rutina era muy diferente, porque allí tengo casa y es como más cotidiano. En Milán estaba en una ciudad desconocida en la que abrí más que nunca mis sentidos y estaba muy receptiva.

¿Cómo se ha traducido esa receptividad en tu disco?
El primer día grabé dos temas y el segundo cuatro, porque lo cogí con muchas ganas. Estábamos grabando desde las 14.30h hasta las 21h.

Con todo esto, ¿Cómo crees que has evolucionado desde tu primer álbum “Nuestras Coplas” (1994)?
Pues ahora tengo la misma ilusión con la que empecé, algo que es muy importante en el trabajo. Pero sí es verdad que he evolucionado artísticamente. Me ha costado encontrar mi estilo, uno con el que me sintiera cómoda. También he aprendido mucho de los conciertos, del público. Y como persona me he enriquecido mucho porque el hecho de separarme durante largos periodos de mi familia me ha hecho valorarla mucho más y disfrutar los pocos momentos que paso con ella. De hecho, el sábado voy a volver a Sevilla y sé que voy a gozar hasta del más mínimo detalle.

Así pues, ¿Qué te ha aportado el público?
El público te aporta todo. Desde que empecé he tenido el apoyo de la gente. Ahora llevaba 3 años sin sacar disco y ya me preguntaban que por qué ya no salía por la tele, que les hacía ilusión verme. Ese cariño es muy importante.

Tardar 3 años en sacar nuevo disco, ¿ha sido una apuesta por la calidad?
En los anteriores trabajos grababa un disco por año y era esa sensación de cuando llegaba de hacer una promoción empezar a grabar otro disco. Ya no me gustaba porque no se disfruta tanto. Además, de este modo la gente puede llegar a saturarse.

Ahora mismo tienes en tu haber 3 discos de platino, ¿qué te falta por obtener?
Estoy muy satisfecha y la verdad es que me encantaría tener otro de platino con este disco pero tal y como está la música no creo.

¿Por qué?
Porque no se venden discos como antes. Con los trabajos anteriores, la primera semana ya era disco de oro pero ahora se vende mucho menos.

¿Crees que la piratería ha influido en esa situación?
Sin duda. El público ha visto que continuamente salen a la venta discos muy seguidos y de poca calidad y ha perdido, merecidamente, el respeto a la música. Ante esta situación, se han reducido ventas, el número de programas musicales, plantillas de discográficas… Es el pez que se muerde la cola.

El lunes grabaste en Madrid una nueva versión de la canción “Mi trocito de vida”, con David de María, para la reedición de su disco “Barcos de Papel”. ¿Cómo ha sido la experiencia?
Una gran experiencia. A David lo conozco desde hace años y es una persona que ha trabajado mucho y poquito a poco ha empezado a recoger el trabajo de muchos años.

Hace poco también has participado en la grabación de “Samba pa ti”, donde han colaborado con grandes artistas como Lolita, Ana Belén, Lucrecia… ¿Cómo ha sido la experiencia?
Primero canté un tema sola y después grabamos juntas cinco de las mujeres que trabajamos para el disco. Las admiro a todas.

Dices admirar a cantantes femeninas tan diversas como Barbara Streisand, Dulce Pontes, Luz Casal o Whitney Houston. ¿Qué tiene cada una de ellas que te atrae como artista?
Soy muy admiradora de las voces femeninas, sobre todo, solistas. Todas ellas tienen mucha fuerza. Mi gran ídolo es Celine Dion porque transmite muchísimo y tiene una técnica vocal perfecta, como Barbara Streisand. He aprendido mucho escuchándolas, son como maestras particulares que acaban influyendo en tu estilo.

¿Y con quién te quedas de voces masculinas?
Me quedo con Luís Miguel, Marc Anthony y de aquí con Alejandro Sanz, que me gusta por lo que transmite.

¿Qué esperas de tu disco?
Espero que la gente descubra un poco más de mi y que no se me encasille en un estilo concreto.

De momento empiezas la gira en junio…
Sí, estaremos hasta septiembre de gira y luego haremos otra gira más intimista, en teatros nacionales. Y después de esto, el merecido descanso, y luego retomar el trabajo.

Autor: Marta Querol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *