Orientación, un deporte que no te puedes perder

Si te gusta pasear por la montaña respirando aire puro y la idea de la competición te motiva, debes saber que existe un deporte llamado Orientación que te servirá para disfrutar a fondo de la naturaleza y en el que podrás probar tus habilidades para no perderte.

Esta práctica se inició en los países escandinavos, donde se ha convertido en deporte nacional e incluso se enseña en las escuelas. Aunque la Orientación existe en modo de competición desde hace más de un siglo, en nuestro país estas carreras son aún algo minoritarias y poco conocidas.

Según  Mercè Miguel, que practica este deporte desde 1993 y es miembro del Club Curses d’Orientació de Catalunya (COC), el lema de la Orientación es “pensar y correr”, así que es una práctica que además de servirte para hacer ejercicio físico, también te ayuda a desarrollar tu capacidad de orientación y tu inteligencia.

La Orientación consiste en completar circuitos dibujados en un mapa, pasando por todos los puntos marcados, siguiendo el orden establecido y en el menor tiempo posible. Para evitar que se hagan “trampas” o que una persona se limite a seguir a otra, cada participante tiene una hora de salida distinta. Así, aunque cada persona ha de pasar por los mismos puntos de control y ha de hacerlo en el orden establecido, cada corredor ha de trazar su propia ruta para trasladarse de un punto al siguiente. Está muy mal visto intercambiar información sobre el circuito entre corredores, pero con los principiantes se pueden hacer excepciones.

Al igual que pasa con el resto de deportes, para practicar la Orientación se ha de usar una ropa adecuada: pantalones largos y camisetas de manga larga para protegerte de posibles arañazos, zapatillas con la suela lo más grabada posible o con tacos para evitar resbalones e incluso se recomienda el uso de polainas, unos protectores que van de la rodilla al tobillo.

En cuanto a instrumental, necesitarás una brújula que te servirá para orientarte, una tarjeta de control (proporcionada por la organización de la carrera) que lleva información sobre los puntos del circuito y que te servirá para marcar tu paso por dichos puntos y demostrar al final de la carrera que has seguido bien el circuito. Asimismo, antes de iniciar la carrera te darán un mapa creado específicamente para la práctica de este deporte, en el que se indica a través de colores y códigos las curvas de nivel, el tipo de vegetación, los elementos rocosos, los cursos de agua, caminos, sendas, edificaciones… Para los principiantes se suele incluir una pequeña ayuda a través de una leyenda que explica los símbolos del mapa.

Estas competiciones no se realizan únicamente en terrenos de montaña, también se organizan carreras en parques o zonas urbanas. Un ejemplo es el Meeting Internacional de Venecia, que tienen lugar cada año en la ciudad italiana y convoca a más de 3.000 participantes. También hay otras variedades de Orientación que permiten realizar circuitos en bicicleta, esquiando o incluso, aunque de forma más minoritaria, recorridos a caballo o circuitos destinados a minusválidos.

Según Mercè Miguel, es muy fácil iniciarse en la Orientación, ya que en cada competición oficial se puede encontrar un circuito corto y fácil destinado a aquellas personas que quieran probar el deporte. No hace falta tener unas capacidades físicas concretas y lo pueden practicar desde niños pequeños a personas mayores, cada uno a su ritmo. Si lo pruebas y te gusta, existe la posibilidad de federarse en alguno de los clubes existentes y pasar a categorías de competición, que se dividen por sexo y edad. Para cada categoría se elabora un circuito distinto, teniendo en cuenta la edad y condiciones físicas de sus integrantes. Incluso existen circuitos específicos para niños, en los que se usan cintas para que los pequeños puedan seguirlas sin miedo y llegar fácilmente al punto de control.

Se trata de un deporte que se puede practicar en familia, ya que hay circuitos adecuados para todos, y las carreras de iniciación pueden realizarse en grupo. Últimamente, al aumentar el número de practicantes de Orientación con hijos pequeños, en la mayoría de competiciones se ofrece un servicio gratuito de guardería, para que los padres y madres puedan realizar el recorrido tranquilamente. Así que si te gusta la idea de pasar una mañana respirando aire puro, disfrutando del paisaje y haciendo deporte, no existen excusas para que no te animes a probar la Orientación.

Más información en la web de la Federación Española del Deporte de Orientación (FEDO): www.fedo.org

Autor: Veronica Lamas

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *