Odín: ‘Que me vean como el típico mulato cubano y no haga salsa es un reto’

“Pruébame” es el título del segundo álbum en solitario del cantante cubano. Con él, Odín nos invita a conocer sus canciones y Nosotras te invita a conocer más de cerca a este zalamero y romántico artista.

Bajo este nombre de la mitología nórdica se esconde un cubano de los pies a la cabeza dispuesto a arrasar con todo lo que se le cruce por delante. Derrocha vitalidad y desparpajo por los cuatro costados, y así lo conocimos Nosotras, durante la presentación de “Pruébame” en el ZAC Club de Barcelona.

“Pruébame” es un título muy sugerente. En Cuba, con el grupo Los Zafiros, tú mismo comentas que la gente te reconocía por la calle. Ahora en España quizás no eres tan conocido ¿Con este título quieres invitar a la gente a que conozca tu música?
Es un título comercial para que la gente pruebe mi música y es el título del single. Se ha hecho para que la gente vaya a la tienda y vea: Odín, “Pruébame”. Y diga ¿qué será esto? Y enganchar a la primera. Con Los Zafiros alcancé la popularidad máxima en Cuba y aquí tuve que empezar de cero, pero bueno, son los retos que tenemos nosotros los artistas.

Has mezclado temas más marchosos y más lentos además de distintos estilos de música como la bossa nova, las baladas, el pop. En tu primer disco en solitario te decantabas más por las baladas románticas ¿A qué es debido este giro?
Si tú haces un disco intimista, aunque sea con mucha calidad, si no vas de la mano de alguien que te guíe bien no vendes. Si haces un disco demasiado pachanguero tampoco vendes. Entonces dije: bueno, quiero hacer un disco equilibrado donde haya cosas con muy buen gusto y cosas medio picarescas, medios tiempos, y más lento. Entonces hice este disco que tiene de todo un poco, para satisfacer a todos los públicos.

Has dicho que todo lo marchoso no vende ¿Qué te parece el reggeton?
El reggeton me tiene hasta los mismos reggetones ya (risas). Como todas las tendencias modernistas se está abusando demasiado ya del reggeton y se convierte en una bazofia. Hay algunos reggetones que destacan porqué son simpáticos pero no soy partidario de esa cultura. Yo creo que hay que hacer las cosas con delicadeza y brindar respeto a la música, eso es lo que yo quiero imprimir en mis canciones.

¿Por qué crees que destacas del resto de artistas latinos, por ser más original, más creativo?
Que te vean como el típico mulato cubano y no hagas salsa es un reto, es una tarea de titanes. Como todos los españoles no bailan flamenco todos los cubanos no hacemos salsa, y ahí está la muestra de que en Cuba hay muchas cosas más.

¿Quieres traer aquí la cultura cubana o estás totalmente adaptado a España?
Yo mi cubana no la llevo en los labios para vivir de ella, la llevo en el corazón, y a veces sufro por ella también. Yo quiero darle mis toques de música latina, de mis raíces, pero me debo a este país, yo vivo aquí hace muchos años, tengo todo lo que quiero aquí. Yo con Cuba ya rompí hace muchos años, pero siempre me mantengo informado de las últimas tendencias de mi país y también de las que se hacen aquí, y hago un híbrido con esas cositas.

Odín es el nombre del Dios Creador en la mitología nórdica
Es el Dios de los vikingos que significa la elocuencia, la sabiduría, la poesía y también la crueldad. Mi nombre viene de ahí, es mi nombre artístico y también el de verdad. Es Odín porqué mi abuelo era muy original y puso a todos sus hijos nombres que empezaran por la letra O. Mi pare también se llamaba Odín y como no quería ponerme ni Juan ni Pedro, me puso Odín. Además se te pega rápido.

“Cantar canciones y hablar de amores nos ayuda a sobrevivir” es un trozo de la canción Diario de un soñador. Si hay que sobrevivir en el mundo actual, ¿de qué cosas hay que huir o refugiarse?
Hay que huir de la incertidumbre, de la gente que te dice “ah, tu música está muy buena”, pero no sabe qué hacer con ella. Tienes que luchar, que estar ahí y no confiar mucho en la suerte sino en la suela de tus zapatos. Hay que huir de la hipocresía, de esa gente que está machacando la música y bajando el listón. Cuando nos subimos a un escenario y hay cuatro personas que te aplauden ya estamos vivos.

Ya podeis disfrutar del talento caribeño de Odín, su disco salió a la venta en diciembre.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *