“Ocho apellidos vascos” y otras comedias para esta Semana Santa

Aunque nos encontremos en una semana de penitencia y las películas de romanos invadan nuestras pantallas, podemos concedernos una pequeña licencia para el humor aprovechando los días festivos.

Si queréis ir al cine, la recomendación está clara: Ocho apellidos vascos. Ha sido un rotundo éxito en taquilla (lleva recaudados 30 millones de euros), ha confirmado que no hay nada más sano que reírse de uno mismo y ha evidenciado que los estereotipos, bien tratados, pueden arrancar carcajadas desternillantes.

Personalmente, no puedo más que recomendaros, fervientemente, esta película. Son casi dos horas de risas ininterrumpidas y colectivas y la experiencia no sólo sirve para corroborar que en España podemos hacer buenas comedias sino, también, para liberar endorfinas y olvidarnos durante un buen rato de nuestras preocupaciones diarias. Si acabáis compartiendo mi opinión, aumentará vuestra admiración hacia Dani Rovira (es verlo y empezar a reír) y Clara Lago, quien también completa una gran actuación y es una de nuestras actrices favoritas en Nosotras.com por sus estilismos.

Si no queréis desplazaros al cine y optáis por sofá y manta, aquí tenéis una selección de nuestras comedias preferidas:

  • Algo pasa con Mary (1998): Aunque es antigua, continúa arrancándonos sonrisas con sus surrealistas historias, las meteduras de pata de Ted Strohehmann (Ben Stiller) o la imagen del elevado flequillo de Mary (Cameron Díaz)… A base de situaciones rocambolescas y personajes ‘frikis’ (como la ‘arrugadita’ vecina de Mary), esta película es una buena aliada para desconectar durante un par de horas.
  • Cuando menos te lo esperas (2003): Si queréis una comedia más profunda que la anterior, ésta es la película que estábais buscando. Con un reparto de auténtico lujo (Jack Nicholson, Diane Keaton y Keanu Reeves) y una trama que se centra en el solterón Harry Sanborn (Nicholson), obsesionado en salir con mujeres mucho más jóvenes que él, esta producción trata con humor los prejuicios que acompañan al paso del tiempo y el miedo al compromiso sin dejar de lado al que resulta ser el verdadero protagonista: el amor. Si os gustan las comedias románticas, no la perdáis de vista.
  • Los padres de él (2004): A casi todo el mundo le gustó más Los padres de ella pero yo soy una persona que suele nadar a contracorriente… Y aunque me reí con las primeras peripecias de Greg Focker (Ben Stiller) con sus suegros me gustaron, aún más, las historias que involucraban a sus padres y que no hicieron más que elevar el sublime reparto que conforma esta película. Con Barbra Streisand como terapeuta sexual de personas de la tercera edad y Dustin Hoffman como ‘amo de casa’, esta film os garantiza un buen rato de humor disparatado.
  • Sin compromiso (2011): Hay más romanticismo que comedia pero, aún así, es de esas películas entretenidas y alejadas del ‘pasteleo’ que provocaría la huída despavorida de gran parte del sexo opuesto. Adam (Ashton Kutcher) y Emma (Natalie Portman) intentan mantener una relación física y sin ataduras que al final (como no podía ser de otra manera) acaba en enamoramiento…

¿Qué os parece nuestra selección? ¿Cuáles son vuestras comedias favoritas?

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *