Nuestra aventura EF en Chicago: ¡Un adiós irremediable!

Cinco días que han pasado demasiado rápidos. Cinco días repletos de emociones, de entusiasmo, de expectación y de felicidad. Cinco días que hemos querido que conozcas. Y cinco días que ya terminan. Nuestra experiencia EF ha sido toda una aventura… ¡Descubre todo lo que nos llevamos hacia España!

Bajo el tema I wanna love you de Bob Marley comenzamos nuestro último artículo sobre esta travesía… Sabíamos que llegaría este momento pero no queríamos imaginarnos ni el cuando, ni el cómo. Pues, en efecto chicas. El momento ha llegado y es ahora… Una despedida que no queremos que se acontezca, pero que es irremediable

Volver a España no solo significa dejar atrás todo este mundo, todo este lujo… Sino que también quiere decir despedirse de todos los que aquí hemos conocido. Y sabéis que las despedidas siempre son desagradables. Así que vamos a hacer una cosa. Dejemos claro desde el principio que esto no es un adiós. Suena a tópico pero digamos que es un hasta luego. Quien sabe, puede que volvamos en un futuro… O que vengas tú. Y seas la que nos cuente entonces qué ha vivido. Aunque seguro que necesitarás más de un artículo para explicarlo…

Y es que simples líneas no son suficientes para describir las emociones que una persona puede vivir en un límite tan corto de tiempo. Parece mentira pero no esperábamos tan buena acogida. Hemos sido queridas y admiradas, y eso siempre, siempre se merece un… Muchas gracias EF. Es muy difícil volcar en un texto los sentimientos que se le despiertan a una servidora cuando piensa en que será el último día en pisar estas largas avenidas, o en que será la última visión de esta inmensa ciudad.

Hemos cambiado el ritmo. Ahora suena Julieta Venegas… Y de pronto nos viene a la cabeza la mezcla de culturas. Estamos en Chicago pero, sinceramente, ¿qué importa el territorio? Lo que importan son las personas…

Y esta es la idea fundamental que hemos descubierto con EF. No importa estar en Cancún, en Miami, en Chicago o en Manchester o Malta, como mis compañeras de experiencia. Lo que importan son todos los corazones que allí se encuentran. Porque EF es una gran familia, y esto nos ha quedado claro.

En EF Chicago no solamente hemos aprendido sino que también hemos enseñado. Es como un círculo vicioso que nunca termina. Porque aquí todos contamos. Yo aprendo de mis compañeros y mis compañeros aprenden de mí. Y todos juntos nos sentimos arropados por el gran equipo que hace posible esta interacción social: EF.

Hemos viajado, hemos explorado y nos hemos entusiasmado con cada rincón de esta bella ciudad. Moderna, divergente y cosmopolita. Perdonad si sonamos tristes… El repertorio de canciones nos acompaña. Pero no estamos tristes porque no hay motivo para estarlo. Tenemos todas las papeletas para estar felices. Así que vamos a ponernos serias y demosle caña a este artículo…

¿Tienes ganas de cambiar de aires? ¿Quieres hacer un stop en tu vida para aprender? Pero, ¿qué quieres aprender? ¿Crees que serás mejor en tu trabajo si cumples tus sueños? ¿Crees que serás más feliz? Pues entonces, ¡adelante!

Porque hemos aprendido que la felicidad es tuya y que tú la condicionas. Es tu vida, son tus metas y son tus retos… Mucha gente como tú lo ha sentido y se volcado en ello…

Y lo ha conseguido. Muchos como Annie, Rosalba, Alekssander o Bárbara. Ellos sintieron la necesidad de explorar y de conocer. Al igual que Nosotras. Así que siéntete afortunada si necesitas un parón en tu vida… Porque la mejor forma de conocerte a ti misma y de saber qué quieres hacer con ella es cumpliendo tus sueños. Y para ellos, para Nosotras y, quien sabe, quizás también para ti, EF es el sueño que tanto buscabas.

Puede que en España no nos sintamos tan condicionadas por el inglés, porque el español es un idioma hablado por una población muy alta. Pero una vez sales fuera de nuestras fronteras te preguntas cómo has podido pasar tanto tiempo sin conocer una lengua tan extendida en el mundo, y comprendes que si quieres evolucionar, debes aprenderlo.

No te forzamos ni mucho menos pero seguro que tú también te has dado cuenta… En tus viajes, en tu vida, en tu trabajo, con tus jefes… ¿Nunca has pensado “qué bien me vendría ahora saber inglés…”? Porque Nosotras sí… Está claro que la mayoría sabemos defendernos pero no lo conocemos perfectamente… Y gracias a EF hemos observado que es fundamental para todos… Porque no solo te hace mejor en tu trabajo, sino que te da más posibilidades de vivir experiencias.

Y es curioso pero la nuestra se ha cumplido. Vinimos a Chicago para conocer el mundo EF. Y corroboramos el buen funcionamiento de la escuela. Education First es internacional, es abierta y es dinámica. Education First es la número 1… Y es que merece serlo. Da cabida a todo tipo de gente. Y la experiencia y la seguridad que desprende se nota día a día. Almenos Nosotras sí lo hemos notado…

Entrar de buena mañana en la escuela y que te reciban con los brazos abiertos. Entrar cada día en tus clases y que te reciban con una sonrisa. Y si a todo esto le sumas la calidad de su enseñanza… ¿Qué más podemos decir? Si tu también has sido EF, sabrás de lo que hablamos. Y eso que solo hemos estado cinco días. Imagínate si llevásemos cinco meses…

Porque aquí echas de menos a los tuyos, porque hay momentos que desearías volver a casa, porque te colapsas y porque lloras. A todos les ha ocurrido. Pero ¿qué seríamos sin los momentos de debilidad? Sin esos momentos que te hacen crecer, que te hacen madurar y sobre todo, que te hacen creer en ti misma. Te hacen darte cuenta de que te mereces una oportunidad, de que vida solo hay una y que no debes perder el tiempo y aprovechar cada minuto de ella.

Y con pensamientos como estos te embarcas en una aventura. Te embarcas en la aventura EF; porque sabes, y si no te lo decimos Nosotras, que aquí conocerás a gente tan diversa que no querrás volver a tu vida, que experimentarás experiencias tan buenas que lo vivido se te quedará corto y que descubrirás que eres posible de esto y mucho más, y te lamentarás de no haberlo intentado antes.

Así que… te puedes imaginar cómo es nuestra evaluación de todo esto. Con decirte que nos queremos quedar mucho más… Porque hemos vivido en tan pocos días tantas cosas… Hemos sentido y hemos sonreido tanto… ¿Cómo es posible? Sabíamos que estaríamos genial pero ¿tanto? Las largas caminatas por la ciudad, las grandes comilonas, las geniales clases y el tremendo equipo de profesional y maravillosa gente… Todo ello es lo que nos llevamos a casa.

Porque también tenemos ganas de volver. Queremos volver para seguirte dando caña pero, lógico, nos sentimos frustradas por no haberte podido llevar en la maleta… Por ello hemos puesto todo nuestro entusiasmo, todas nuestras ganas, nuestro cariño y hemos intentado contarte tan bien todos nuestros pasos… Porque queríamos que fueses tú la que viviera todo esto. Porque hemos tenido mucha suerte de poder experimentarlo. Y porque nos llevamos un recuerdo tan bueno de Chicago que no se nos olvidará nunca.

Hemos intentado estar a la altura de las expectativas, de dar lo mismo que recibíamos. Y creemos que lo hemos logrado. Queremos que EF esté tan contento como Nosotras de EF… Y queremos que esto permanezca siempre en el recuerdo de nuestra gran familia, de la gran familia que es Nosotras. Porque tú, tú y tú… Todas formáis parte de Nosotras. Y ahora, aunque muchos de ellos no lo sepan aún, también EF y todo lo que hemos conocido aquí. Porque nuestro camino termina. Y aunque para ellos su sueño EF continúa, Nosotras valoramos el nuestro como más que cumplido. Pero ahora te toca a ti… ¿Te animas a vivir EF?

PD: Cada momento de este gran viaje ha tenido su canción. Y, curiosamente, hemos podido formar una gran banda sonora. La hemos titulado Nuestro Mundo EFChicago… Porque la magia ha estado presente desde el principio hasta el final. Y todas las anécdotas que nos llevamos a casa son muchas… ¡Gracias EF por crear esta historia!

Más info en EF – Cursos inglés

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *