No dejes que la rutina arruine tu relación

La convivencia y la monotonía pueden ser un gran enemigo que acabe con tu relación de pareja. La solución está en hechizarle cada día y en sorprenderle. Con un poco de voluntad y empreño puedes conseguirlo. ¡Dale vida a tu relación y rompe con el aburrimiento!

Estés viviendo con él o no la rutina diaria puede apoderarse de vuestra relación e ir minándola poco a poco. Es lógico que cuando pasas mucho tiempo con una persona surjan conflictos y discusiones pero para que no se conviertan en algo cotidiano puedes recurrir a algunos trucos. La comunicación en la pareja es uno de los factores clave para que la convivencia sea todo un éxito. Dile lo que piensas y no te calles aquellas cosas que te molestan ya que si te lo quedas dentro en algún momento explotará al tensión acumulada. Nadie puede meterse dentro de tu cabeza ni adivinar que es lo que deseas o lo que estás pensando.

Pedirle que participe en actividades que te gustan, explicarle qué es lo que te gusta en la cama o dejar entrever que te encantaría un regalo determinad, son cosas que le ayudarán a hacerte más feliz. Ten en cuenta que él quiere complacerte pero a veces necesita que le des pistas para que pueda hacerlo. Además, es importante tener en cuenta que muchas veces no verbalizamos nuestros sentimientos porque creemos que ya son conocidos. Aunque estés convencida de que tu chico sabe que le quieres no está de más decírselo, sin llegar a ser empalagosa, o recordarle lo feliz que te hace. 

En la convivencia es muy importante ceder en algunos aspectos porque no siempre te puedes salir con la tuya. Pequeñas decisiones pueden convertirse en un gran problema si uno de los dos no cede un poco. Por este motivo, lo mejor es intentar razonar con la pareja y no intentar imponer el punto de vista propio. Con un poco de sentido del humor los conflictos que vayan surgiendo se pueden solucionar sin hacer una montaña de un grano de arena. Aprende a valorar lo que tienes y no centres tu felicidad en las cosas materiales ya que no apreciaras otras cosas más importantes.

Potencia el factor sorpresa
Una de las grandes soluciones para romper la monotonía que puede producir la convivencia es el factor sorpresa. A todos nos gusta que nos llegue un regalo inesperado simplemente porque nos quiere, una cena especial o que rompan los hábitos para sorprendernos. La sorpresa crea un clima de juego en la pareja que incrementa el afecto y crea un buen clima entre los dos. Así, conseguiréis mantener la pasión igual de viva que el primer día. La gracia de las sorpresas es que la otra persona no se las espera por lo que la espontaneidad es una buena arma. Pequeños detalles como un beso inesperado o una caricia pueden conseguir que la otra persona se sienta especial. El terreno sexual no es una excepción. Nuevas propuestas, juegos que no se espera y caricias en zonas hasta ahora no exploradas pueden desencadenar la pasión y aumentar el deseo.

Todo en exceso cansa así que hay que ser precavido en el uso de las sorpresas, ya que si se acaban convirtiendo en algo previsible pueden acabar aburriendo a la pareja y tener un resultado contrario al deseado. ¡Échale imaginación y sorprende a tu pareja!

Autor: Redaccion

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *