¿Cómo NO convertirte en la típica novia pesada?

En una boda, casi todas las miradas se dirigen en exclusiva a la novia. Aunque esto está cambiando afortunadamente, muchas veces casi todo el peso de la organización cae en la novia. Esto debe estar repartido entre los contrayentes, aunque hay algunas mujeres que desean hacerlo todo solas. Si es tu caso pero no quieres que tu entorno termine harto del monotema ‘boda’, entonces debes seguir estas pautas para dejar de agobiar al personal con tu ‘Sí quiero’. Descubre un nuevo camino para no convertirte en la típica novia pesada que única y exclusivamente habla de su boda.

  • Redirige tu atención a otros asuntos. Sí, tal cual. Si estás siempre pensando en la boda a pesar de tener familia y amigos con circunstancias particulares, un trabajo y más hobbies aparte del nupcial, tienes un problema. Dirige tu atención a lo que hacías antes de comprometerte y trata de hacer realidad otros asuntos que no sean ‘el gran día’.
  • Aprende a escuchar a tu entorno. Es muy bonito hablar de la boda y contarles a todos tus amigos y tus familiares vuestros avances en cuestiones nupciales, pero tus invitados también tienen vida, y más vida aparte de tu sí quiero. Aprende a escuchar lo que a ellos les preocupa o serás la novia pesada del año.
  • Dedícate a algo que no sea la boda. Como comentamos en el punto primero, lo necesario es que centres tu atención en algo que no sea la boda. Empieza a hacer alguna actividad deportiva, dedícate a lo que te gusta desde siempre, lee -algo que no esté relacionado con el mundo novia-, sal con tus amigas…
  • Habla con tu pareja de otras cosas. Y por supuesto, no dejes que todas y absolutamente todas las conversaciones con la persona con quien vas a casarte se centren en la boda. ¡Hay más mundo ahí fuera y eso solamente será un día!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *