Moldea tus curvas como una stripper

La televisiva Chiqui Martí puso de moda sus stripteases junto a una barra de acero durante esas noches “marcianas”, y la popular Ana Obregón lo hizo, de otra forma mucho menos espectacular y profesional, en su serie de televisión. Pues ahora se ha puesto de moda entre las famosas para moldear sus cuerpos la “pole dance”, lo último en el mundo del fitness.

Como ha ocurrido con otros métodos, las más famosas se han apuntado al “pole dance” para mantener en forma sus esbeltas figuras. Daril Hanna, Elisabeth Berkeley, Demi Moore, Natalie Portman y fue definitivamente la modelo Kate Moss la que dio el último empujón, el más sensual, a esta práctica tan in en Gran Bretaña.

Las clases de “pole dance” son reducidas y disponen de una barra de acero como la de cualquier club de strippers y de un espejo donde observar cada movimiento. Las alumnas se visten con su ropa más sexy, mini shorts y tops de lo más atrevidos, se calzan unos zapatos con tacones de vértigo y a bailar en la barra. Consiguen convertir a sus alumnas en mujeres sexys y atrevidas, aumentan su autoestima y consiguen fortalecer sus músculos. Glúteos, piernas, brazos y abdominales son los que más se benefician con esta práctica de baile tan original. Se endurece y estiliza la figura, además se aumenta la flexibilidad y la agilidad quemando bastantes calorías.

Durante una hora de clase las alumnas aprenden a moverse como auténtica streppers. Pasos de baile, suben y bajan a la barra, miradas y movimientos sensuales, acrobacias, vueltas… coreografías de club nocturno pero sin desnudarse y con posturas profesionales. Hay que advertir que para realizar estas clases, tan diferentes de cualquier otro método de fitness, hay que llegar dispuestas a todo y sin ningún tipo de vergüenza porque no es sencillo ponerse al lado de una barra y comenzar a bailar.

No es nada fácil conseguir ser una auténtica strepper pero tanto el camino como el resultado final recompensan las horas de entrenamiento. En Londres y Estados Unidos lo practican ya muchas mujeres y aseguran que gracias a la “pole dance” se sienten más femeninas, más seguras de sí mismas e incluso algunas han mejorado notablemente sus relaciones sexuales.

De momento la “pole dance” no ha llegado a España, aunque esperamos que no tarde mucho en hacerlo porque suena de lo más atractivo. Si quieres practicarlo deberás trasladarte a Gran Bretaña, por ejemplo, donde parece ser que se ha convertido en un auténtico fenómeno boom.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *