‘Mobbing’: el acoso en el trabajo

En los últimos años estamos asistiendo en España a un fenómeno del que poco se había hablado aunque siempre ha existido, el acoso laboral. El mobbing o terror psicológico describe una situación en la que una persona o un grupo de personas maltratan psicológicamente a un compañero de trabajo de forma sistemática y durante un periodo prolongado.

Según un Cuestionario Individual sobre Psicoterror, Negación, Estigmatización y Rechazo en Organizaciones Sociales (CISNEROS) más del 16 % de la población activa manifiesta ser objeto de mobbing en su trabajo.

El acoso laboral lo puede sufrir tanto una persona que lleva muchos años trabajando como una que se acaba de incorporar. El desencadenante del mobbing es un conflicto previo. Un conflicto que se saca de contexto, se exagera y se convierte en la excusa que desencadena el acoso laboral.

Las conductas de acoso se pueden clasificar en cuatro tipos:
1. La limitación de su comunicación. La víctima no puede expresarse libremente
2. La limitación del contacto social a través de un aislamiento físico del resto de compañeros
3. Un desprestigio de la persona ante sus compañeros con burlas, bromas…
4. Una desacreditación de la capacidad profesional y laboral a través de asignar tareas que no se ajustan a sus capacidades, criticar los más mínimos errores y despreciar su trabajo

El mobbing no tiene las mismas consecuencias ni provoca las mismas reacciones en todas las  personas. No obstante, sus consecuencias son devastadoras en la mayor parte de los casos. Los efectos de esta situación no sólo afectan al individuo, sino que la tendencia al aislamiento que experimenta, la falta de comunicación y la conflictividad repercute también en su entorno familiar y social. Además, el rendimiento laboral se resiente. Las víctimas de mobbing presentan mayores tasas de abandonismo de la profesión.

Para más información consultar: 
GONZÁLEZ DE RIVERA, José Luis. El maltrato psicológico. Ed. Espasa Calpe, S.A. 2005

Autor: Mireia Egea

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *