¿Miente Penélope Cruz? Polémica por la “excusa de la cremallera” de su vestido para los Óscar

Al final fue de Versace y gracias a ello la revista “People” designó a Penélope como la mejor vestida de la velada. Además, “The New York Times”, entre otros, la pone a la cabeza en un cuarteto de lujo compuesto por el Armani de Cate Blanchett, el silhouette rojo de Balenciaga de Nicole Kidman y el palabra de honor azul de Nina Ricci que vistió Reese Witherspoon. Pero… ¿hay mentirijillas tras este cambio de vesturio de última hora?
Las estrellas de cine han desfilado este 2007 por la alfombra roja del Teatro Kodak de Los Ángeles ataviadas con sus mejores galas, y una de las primeras en pisar la alfombra ha sido la española Penélope Cruz, candidata al Oscar a la mejor actriz por su papel en "Volver", la última de Pedro Almodóvar, que finalmente no ha conseguido el Óscar, pero sí muchos comentarios…

"Estoy muy nerviosa (…) para mí significa mucho esta candidatura", aseguró la actriz, impecablemente vestida con un traje color rosa de Versace y pendientes de Choppard…

Pero, según nos cuenta Roger Salas, en "El País", no es oro todo lo que reluce y Penélope Cruz no es que no pudiera subirse la cremallera de su traje de la colección de alta costura de John Galliano para Dior elegido y anunciado en la prensa para la Gala de los Óscar, sino que al final prefirió Versace…

Y es que días después de su espectacular aparición sobre la alfombra roja más deseada, la del Teatro Kodak, con el monumental vestido "sustituto" de Versace en rosa palo -o empolvado, o veneciano, que hay para todos los gustos a la hora de nominar los colores en moda- a base de petit plissé planchados en lacería sobre un corte princesa que se abría en cola a base de plumas y cientos de minisoleil de organza cristal… se llevó la palma de la gala.

Y sin comerlo ni beberlo, Penélope Cruz ha sembrado las dudas sobre su sinceridad pues, según algunas fuentes del sector, el vestido Dior que iba a ponerse en realidad no llevaba cremallera, sino una estrecha ristra de botonadura, que es lo más normal en estas prendas de alta costura. Y si tuviera cremallera, seguro que no falla, ¿no, Penélope? Faltaría más…

Pero desde Dior, muy elegantes ellos, no sueltan prenda y no han querido pronunciarse a favor ni en contra en esta polémica desatada principalmente por los medios. Y es que por no saberse, tampoco se ha sabido el color del traje desechado, y se habla de amarillo, blanco, rojo y negro. ¿Estarán enfadados con ella? Si no volvemos a verla jamás de Dior, será que sí…

Autor: Redaccion Ociomedia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *