‘Mía Sarah’, una película con buen reclamo

Los televisivos Daniel Guzmán (‘Aquí no hay quien viva’) y Verónica Sánchez (‘Los Serrano’) protagonizan la nueva comedia romántica del debutante Gustavo Ron. El veterano Fernando Fernán Gómez y el joven Manuel Lozano (‘La lengua de las mariposas’) completan un reparto de lujo.

El director Gustavo Ron se estrena con "Mía Sarah" en la dirección de largometrajes. Pero Ron ya tiene experiencia en cortometrajes… Por ejemplo, en 1998, este joven director nacido en Madrid ganó el Premio a la mejor comedia en el Festival de Girona con el corto "Por un beso". Además, ha participado en diferentes tareas de producción y guión en el cine francés, inglés, alemán español y americano. Y ahora, Gustavo Ron firma el guión junto a Edmon Roch y dirige "Mía Sarah": una ‘opera prima’ avalada por un elenco de actores de sobras conocidos. La historia que cuenta y la mezcla de géneros también hacen de "Mía Sarah" una propuesta interesante, aunque con alguna que otra grieta.

La película empieza con Samuel (Manuel Lozano) y su abuelo Paúl (Fernando Fernán Gómez) conspirando para echar a un psicólogo que pretende curar al chico de la  agorafobia que sufre desde la muerte de sus padres en un accidente. Con solo decir que los laxantes son su arma favorita… Pero Marina (Verónica Sánchez), la hermana mayor de Samuel no se da por vencida por muchos psicólogos que acaben huyendo. En el momento en que todo parece perdido, la joven coincide con Gabriel (Daniel Guzmán), un psicólogo al que las cosas no le van tampoco demasiado bien: acaba de perder su trabajo por sus métodos poco ortodoxos y además tiene una vida personal patética en que su antigua novia Gabriela (Diana Palazón) no para de llamarle para pedirle consejo sobre su matrimonio con el hombre por el que lo abandonó en el pasado.

Cuando Gabriel entra en las vidas de Marina y Samuel, las cosas empezarán a cambiar: el nuevo psicólogo se enamorará de Marina y además entrará en un curioso juego con Samuel. Entre terapia y terapia, el joven adolescente le irá enseñando a Gabriel las artes de la seducción, gracias a los consejos del abuelo y de sus viejos libros… Aunque, eso sí, hay gato encerrado y lo que en un principio Samuel quiere es que Gabriel fracase con Marina y acabe huyendo como los otros psicólogos.

El argumento del film engancha y los actores interpretan su papel de forma adecuada, muy en la línea de cómo han de ser los personajes. Por ejemplo, Daniel Guzmán como Gabriel da el pego, con cierto aire de perdedor en su pose y sus gestos: la cara que pone en la escena en que los músicos no le dejan dormir me recuerda a la de Buster Keaton, el genio de la slapstikcomedy (siempre salvando las distancias, claro). La interpretación de Fernando Fernán Gómez es inmejorable: hace de viejo resentido y amargado por la pérdida de un viejo amor, Sarah (de ahí el nombre de la película), de una forma más que creíble y le da el toque erudito que necesita la historia.Y Verónica Sánchez, como Marina, tiene un aire cándido e ingénuo que convence.

Eso sí, que el argumento sea bueno no significa que la trama de acontecimientos (o forma de relatar) sea la adecuada. En concreto, en "Mía Sarah" hay una gran sorpresa: no es original, porque recuerda a una conocida película, pero es una sorpresa. El problema es que ese giro que te hace abrir bien los ojos se da demasiado pronto y, a partir de ahí, la película va decreciendo en interés porque todo lo demás es previsible e incluso se cuenta con demasiada lentitud: sobran minutos de película, por decirlo de algún modo.

En lo demás, "Mía Sarah" es un film correcto, que combina aspectos de comedia romántica con otros de drama y, tal y como el director pretendía, de fantasía (fijaros en la forma de ligar de Gabriel y en sus resultados…). Además, la oscura ambientación de la casa señorial en que vive la familia de Marina y la banda sonora, en ocasiones románticas y en otras pícara, le dan en conjunto a la película una estética de cuento clásico que no deja de sorprender. 

Autor: Sergi del Viso

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *