Menos bodas católicas y más civiles

Parece ser que pasar por la iglesia para unirse en matrimonio ya no se lleva. Las cifras reflejan que los matrimonios civiles les ganan terreno.

El caso más llamativo y espectacular es el de Cataluña. El año pasado se registraron un total de 32.035 matrimonios, de los que un 54% fueron por la vía civil, lo que sitúa por primera vez a este tipo de bodas por encima de las católicas. Las celebraciones civiles se han incrementado en un 66,2% en cinco años, hasta situarse en las 17.318 anuales.

La mayoría de parejas se decantan por el juzgado para sellar su amor. Los contrayentes mayores de treinta años son los que prefieren casarse en los ayuntamientos o juzgados en vez de en la iglesia. A diferencia de estas parejas, los menores de treinta siguen optando por el paso por la vicaría.

Los matrimonios en primeras nupcias optan, en general, por la celebración católica, en cifras son el 55,6%. Los enlaces por el rito católico también son los preferidos cuando ambos novios son de nacionalidad española (52,9%), mientras que cuando los dos contrayentes son extranjeros la celebración civil es la escogida en el 81,3% de los casos. La cifra aún es superior cuando tan sólo uno de los cónyuges es foráneo.

En tal caso, la proporción de bodas civiles aumenta hasta un 86% y el grupo mayoritario de parejas que se casan tienen entre 25 y 29 años y la edad media del matrimonio es de 33 años para los hombres y 30 para las mujeres, cinco años más que hace 20 años. Julio es el mes con más bodas, seguido de septiembre.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *