Matrimonio feliz, mujer más sana

Las mujeres felices en su matrimonio gozan de  mejor salud. Esta afirmación es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores de la Universidad de San Diego (Estados Unidos), que ha dado a conocer la revista ‘Archives of Internal Medicine’.

Anteriores estudios científicos habían confirmado que los hombres casados gozaban de un mejor estado de salud pero, hasta el momento, nada se conocía de si el estado civil repercutía en la salud de las mujeres. Este nuevo estudio confirma que las mujeres felices en su matrimonio tienen menos riesgo de padecer el Síndrome Metabólico. Alteraciones en el colesterol o los triglicéridos, obesidad, hipertensión y diabetes o niveles por encima de lo normal. Estos son los síntomas que causa esta enfermedad que afecta al 32% de las mujeres y suele producirse entre los 50 y los 59 años de edad. Un síndrome que aumenta las posibilidades de fallecimiento a causa de problemas cardiovasculares. Y es que aunque el nombre de Síndrome Metabólico pueda sernos desconocido se está convirtiendo en una de las grandes epidemias del siglo XXI, afectando a una de cada cinco personas del mundo occidental.

Diez años de estudio
En la investigación han participado 413 mujeres que han sido observadas a lo largo de diez años. Después de este período de tiempo se observó si había variado la situación de la pareja (divorcio, separación o viudedad) y se comprobó las mujeres que afirmaban estar poco satisfechas con su matrimonio tienen el doble de riesgo de padecer el Síndrome Metabólico que aquellas que son felices.
Los resultados del estudio dividieron a las mujeres en tres grupos: las muy satisfechas, las moderadamente satisfechas y las pocos satisfechas. De ellas, 182 de las participantes reconocieron estar muy satisfechas con su matrimonio y 84 estaban poco satisfechas.
Los puntos que se tuvieron en cuenta fueron: el grado de comunicación entre la pareja, el grado de satisfacción durante el tiempo que pasaban juntos, la actividad sexual, los asuntos económicos, similitud en intereses, el estilo de vida y el carácter con su pareja.
Así, se llegó a la conclusión de que  el hecho que repercutía en la salud de las mujeres era el grado de felicidad en el matrimonio, más allá de la situación económica de la pareja.
Así que según este estudio, el matrimonio feliz es el mejor remedio para no padecer el Síndrome Metabólico.

Autor: Isabel Rey

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *