Mantén perfectos tus pechos

Pechos

¿El aspecto de tus pechos no es el que deseas? Puede que la solución sea el quirófano pero antes de que optes por esta salida vamos a proponerte una serie de consejos para ponerle solución de una forma más casera y natural.

Como sabrás, en la actualidad, la parte del cuerpo más valorada en la estética femenina son los pechos. Es por esto que nos gustaría tener unos pechos perfectos aunque nuestros pies, por ejemplo, no lo sean tanto. Algunos de los motivos por los que nuestros pechos ya no son lo que eran o no tienen el aspecto deseado son la maternidad, el envejecimiento o un cambio brusco de peso. Así que vamos a nombrar algunos remedios para reafirmar el pecho sin someternos a operaciones pero haciendo uso de la paciencia y de la constancia.

Podemos empezar a cuidar nuestros pechos en el momento de la ducha. Aplicar agua fría sobre esta zona favorece la circulación y tensa los tejidos. Al contrario ocurre con el agua caliente, que relaja la piel. En verano, podemos recurrir al frío que proporcionan los cubitos de hielo. Masajear la zona superior de los pechos con hielo les aporta firmeza y ante las altas temperaturas nos aportan frescor. También podemos encontrar una alternativa en el mercado, se trata de aparatos especiales para dar duchas de agua fría sólo en los pechos. 

Después de la ducha o dos veces al día, nos beneficiará aplicar crema hidratante sobre los pechos de abajo hacia arriba y desde la parte superior del vientre hasta el cuello. Si se prefiere, hay en el mercado cremas específicas para tonificar el pecho.

Otra manera de mejorar el aspecto de nuestros pechos es con ejercicios que hagan trabajar los músculos pectorales. Suaves pero constantes ejercicios que deben realizase cada día o cada dos. Por ejemplo, tumbadas en el suelo boca arriba y con algo de peso en las manos (un paquete de arroz en cada una), poner los brazos en horizontal y flexionados y llevarlos hasta lo más alto. Si en tu caso dispones de más tiempo o prefieres hacer un deporte en vez de ejercicios individuales, los que mejor sientan a los pechos son la natación y el remo.

Sobre todo, cuando hagas ejercicios y más si requieren saltos bruscos, debes llevar un sujetador adecuado para no sacudir los tejidos del pecho. Cuando no estés practicando ningún deporte, el sujetador que lleves también influirá en el aspecto de tus pechos. Lo mejor para ellos es llevarlo sin aro, que no oprima y de tejido de algodón.

Además de la firmeza de los pechos, también nos preocupa la aparición de estrías. Si aún estás a tiempo, la mejor forma de evitarlas es mantener la zona bien hidratada y mantener una buena alimentación sana y variada y huir de los cambios bruscos de peso, que son los que las originan.  Es importante la exfoliación, la hidratación exterior, con cremas, y la interior, bebiendo dos litros de agua diarios y basar las dietas en frutas y verduras. Si ya tienes estrías no podrás eliminarlas, pero si podrás disimularlas con tratamientos especiales y siguiendo los consejos anteriores para que no aparezcan más.

Como el pecho es una zona muy delicada hay que dedicarle muchos cuidados, sobre todo si eres de las que hace top less en las playas. Recuerda ponerte protección muy alta para evitar quemaduras.