Los defectos de las famosas: el ojo tuerto de Paris Hilton y el exceso de silicona de Esther Cañadas…

Las famosas más admiradas tampoco se salvan: ellas también tienen defectos. Y menudo alivio te va a producir saber que Scarlett Johansson tiene piel de naranja, Eva Longoria el culo caído, Salma Hayek es un tapón y Nicole Kidman, con ese pedazo de cuerpo, tampoco está contenta. ¿Quiéres conocer más complejos de las estrellas de Hollywood?

 La nariz, su defecto más acusado

Está claro que Sarah Jessica Parker tiene una nariz de tres pares, pero aunque en su adolescencia se sentía muy desgraciada por ello, ahora dice estar orgullosa. Aunque las malas lenguas dicen que se la ha retocado un poquito. Barbra Streisand es otro caso de napia gigantesca, pero es otra de las que asegura que nunca se la ha tocado y que está más que contenta de ella.

La página univision.com nos ayuda a identificar más defectos. Según la web, la mayoría de las famosas pecan de extrema delgadez. Víctimas de esta obsesión tan desfavorecedora son Keira Knightley, que en el ultimo año ha perdido más de cinco kilos o la protagonista de la serie americana O.C., Misha Barton. Esta delgadez ha impactado mucho a la opinión pública, que las ha tachado de anoréxicas.

Lindsay Lohan no aguanta sus pecas. terra.es

Lindsay Lohan está hasta el gorro de sus pecas (nosotras pensamos que le quedan de escándalo), lo mismo que le pasaba a Nicole Kidman, que ha logrado deshacerse de ellas gracias a la cirugía.

Si hablamos de famosas superbajitas, nos encontramos de cara con Eva Longoria (y eso que en Mujeres Desesperadas interpretaba a una modelo), Winona Ryder y Salma Hayek. Cada una de ellas va hasta con los tacones para estar por casa. Pero lo cierto es que altas o bajitas, estas mujeres siguen siendo muy deseadas.

Vaya boquita más fea.

Salma Hayek es un tapón y Penélope no tiene espacio entre el labio y la nariz. terra.es

La boca es otra parte de la cara de las famosas más criticada. Si hablamos de bocas grandes, tenemos muchísimos ejemplos, así como de bocas pequeñas. Pero lo peor son las superoperadas (Melannie Griffith).
La modelo Inés Sastre, imagen de Lancome, por su parte, tiene unas encías que siempre trata de esconder.

La esposa de Michael Douglas, Catherine Zeta-Jones, tiene la boca demasiado pequeña en comparación con sus rellenitas mejillas según un experto visagista. Lo contrario le pasa a Angelina Jolie o Julia Roberts, que son poseedoras de bocas que más que eso parecen buzones de correos, según univsión.com.

Un ejemplo de cuando se te va la mano con la silicona en los labios es la top Esther Cañadas.

Defectillos para todos los gustos

Beyoncé tiene unas caderas que no se las merece. terra.es

Todas las famosas que admiramos tienen algún que otro complejillo. Aunque la mayoría se ha hecho sus retoquitos, siguen siendo imperfectas: Penélope Cruz prácticamente carece de separación entre el labio y la nariz, por ejemplo. Pero son muchos los que dicen que esto no es un defecto en su caso, sino una cualidad.
Scarlett Johansson una de las actrices más deseadas del mundo, no puede acabar con la celulitis que inunda sus piernas, al igual que a Johansson le pasa a la actriz Kate Winslet, que muestra unos muslos desproporcionadamente gruesos para su ya ancha constitución, pero ella ha declarado sentirse muy a gusto con su cuerpo. No así Beyoncé: sus amplias caderas le han traído más de un disgusto. Una vez declaró comer sólo pepino durante todo el día para eliminar la retención de líquidos.  Nicole Kidman no tiene pecho, es completamente plana y ha decidido no operarse, aunque no todo el mundo se lo cree.

Jennifer Aniston tiene una cara demasiado cuadrada. Su compañera Tori Spelling, hija del productor recientemente fallecido Aaron Spelling, tiene la cara demasiado alargada, en cambio.

Barbra Streisand tiene un ojo a la virulé que la hace parecer bizca (a parte de su ya comentado defecto de la nariz) y Uma Thurman debe maquillarse para disimular sus ojos saltones, responsables de que la actriz no se encuentre entre las más deseadas por los hombres. Además, Uma padece dismorfia, una enfermedad mental que hace que no veas tu cuerpo como realmente es. Pero uno de los defectos más curiosos es que Halle Berry tiene seis dedos en los pies.

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

4 Comentarios

  1. si son feas, y no es envidia es la verdad, beyonce es muy fea,

  2. Pura envidia…jajaja nunca se acercarian siquera a ser como Beyonce, es mujer hermosa con un cuerpo exquisito…lo siento po uds. pero asi es la vida, unas para lucir el cuepo y otras para enviadiarselos

  3. todaz son mui lindas….
    Pura enviidia al fin humanaz no??

  4. hola me comeis el pene¿?

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *