Los chavales también van a la última

Los peques de la casa se hacen mayores y ya no se conforman con los modelitos que les compra mamá. Nuestros pre-adolescentes también quieren ir a la moda.

El desarrollo físico y personal va ligado con la búsqueda de un estilo propio que les diferencie de los demás y los defina de acorde a su carácter.

Los teenagers quieren vestir como los veinteañeros, y los veinteañeros quieren dejar de cumplir años. Es la rebeldía adolescente que se manifiesta y se traduce, entre muchos otros aspectos, en la moda. La influencia de los mayores (los de veinte) se deja ver claramente en las nuevas tendencias de ropa para jóvenes.

Ellas se vuelven más presumidas y van con su bolso a todas partes, mientras que ellos se las inventan de mil y una maneras para gustarles a ellas y lucen su estilo más chulesco y desenfadado.

Tops lisos o con aplicaciones de fantasía, faldas de vuelo, piratas, gorras y cazadoras se entremezclan para que cada cual elija el conjunto que más le guste. Ante todo la comodidad del día a día para ir al colegio y la frescura en los tejidos de cara al verano.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *