Los caprichos más estrambóticos de los cantantes ¡Están auténticamente chiflados!

Si quieres que te traigan salmón de Noruega a las tres de la mañana y que sea el mismo botones del hotel el que te lo pesque con la boca o que te hagan una cama de chocolate fundido con almohadas de galleta para mojar… sólo tienes que hacerte cantante y… rica, claro. Mira qué chifladuras y caprichos tan extraños tienen los cantantes… No vale si sólo cantas en la ducha…
Roberto Carlos sorprendió a los organizadores de un show que debía compartir con Luciano Pavarotti solicitando que en el trayecto hasta el estadio donde actuaba su auto no pasara frente a un cementerio ni girase a la izquierda en ningún momento.

Shania Twain necesita varios kilos de mangos y papayas frescas y exige que el escenario sea barrido por perros entrenados en detectar bombas y explosivos antes de la actuación.

Shania Twain es una de las caprichosas…

Luciano Pavarotti, por su parte, suele exigir una cocina con un sinfín de "condimentos" a su disposición en las suites donde se hospeda.

Carlos Santana requiere una habitación con inciensos de la India y esencias de Jalisco.

– El violoncelista Mstislav Rostropovich pidió permiso para ensayar en la cocina del hotel en el que se hospedaba pues decía que se inspiraba con los aromas refinados.

Blur necesita que en su camerino no falten cinco pares de medias, huevos Kinder de chocolate y una caja de Legos para armar castillos en los ratos libres.

Jennifer López tiene mucha tela…

Christina Aguilera además de solicitar escolta policial, prohíbe en sus camerinos botellas de agua Evian y bebidas dietéticas.

Jennifer López solicita, si fuese necesario, que cambien la iluminación de la habitación del hotel y exige un sillón especial para maquillarse. El hotel, además, debe garantizarle una habitación donde todo sea blanco (paredes, mesas, sillas, sábanas, flores, velas…) y no haya ningún alimento que pueda tentarla.

Mariah Carey acostumbra a pedir sales del Mar Muerto para hacerse un peeling casero en los momentos y lugares más inoportunos.

Mariah Carey es inaguantable

Rolling Stones llevan sus propios muebles para el backstage (incluyendo la mesa de ping pong, pin-ball flippers y videojuegos que los acompañan). Piden decenas de autos y vans con vidrios polarizados, varios camerinos detrás del escenario -con refrigeración y baño-, 600 toallas, cientos de litros de alcohol y una sala de primeros auxilios.

– En Argentina, Lou Reed, pidió un masajista que practicase un verdadero masaje japonés y quiso llevarse el colchón del hotel donde se alojó.

– En el mismo país, Bono, el líder de U2 pidió que le organizasen un partidillo de fútbol.

Iggy Pop y Bruce Springsteen, piden una bombona de oxígeno para reanimarse después del concierto.

The Cure exige decorar sus camerinos a la moda gótica.

Prince, un divo muy divino

Prince que estén pintados de negro.

R.E.M. necesita cien toallas negras en el escenario y toda la cerveza que deseen.

Britney Spears, donde va la monta

Britney Spears pidió por adelantado ensaladas de camarones y langostinos, disponibles las 24 horas del día, además de bebidas energéticas, chicles, caramelos y decenas de cajas de cereales.

Axl Rose exigió que las habitaciones estuvieran repletas de rosas, botellas de champagne y chocolates. Además solicitan un equipo de médicos que esté a su disposición las 24 horas del día por si tienen algún problema al consumir las drogas que también exigen.

Autor: Jesus del Pozo

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *