Lleida disfruta de tus 5 sentidos

La provincia de Lleida ofrece una gran variedad para disfrutar de una magnificas vacaciones. Estas tierras catalanas mezclan la paz de las montañas, con la adrenalina de los deportes de riesgo, todo ello envuelto de un paraje natural inolvidable para los ojos.

Uno de los grandes placeres que se pueden gozar en las tierras de Lleida es la inmensidad de sus parques naturales. En estos parajes naturales convive la fauna más diversa con una rica gama de especies de arbóreas y vegetales. Un lugar al que no pueden dejar de ir aquellas enamoradas del excursionismo y del descubrimiento de la naturaleza en estado puro.
Para gozar de este espectáculo de la naturaleza, no hay que dejar de visitar el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de San Maurici, y contemplar los casi 200 lagos donde habita la fauna más salvaje. También se encuentra en esta zona del planeta, el parque Natural del Alto Pirineo, y el del Cadí-Moixeró donde podremos andar en sus llanuras, desfiladeros, montañas, lagos, refugios, caminos, ríos…

Después de un largo día de andar, contemplar y respirar naturaleza, que mejor que ir a dormir a una de las casas rurales de la zona. Este tipo de turismo que se ha puesto tan de moda en los últimos tiempos, da la oportunidad de vivir de cerca las tradiciones y fiestas de cada pueblecito.
Para los que prefieran otro tipo de alojamiento, podrán encontrar una gran diversidad de hoteles para todo tipo de bolsillos. Los campings es otra de las opciones que se nos ofrece, así como refugios, apartamentos, albergues…

A parte de disfrutar de unas vistas inmejorables que llenarán tus sentidos, no hay que olvidar el gran placer de comer. En estas tierras la gastronomía sobresale por su estallido de sabores, texturas y olores. Durante todo el año se ofrecen una gran diversidad de productos, ferias y muestras gastronómicas donde destacan las denominaciones de origen en vinos, quesos y aceite. La cocina de Lleida se caracteriza por la elaboración artesanal de embutidos, la degustación de las setas, conservas, dulces… Para los entendidos en la materia podrán seguir las rutas fijadas para conocer mejor la elaboración de dichos productos, en las Rutas del aceite y del vino.

Después de comer y dormir como reyes, qué mejor que hacer un poco de deporte. Siguiendo el ritmo que cada uno desee se pueden realizar actividades tan diversas como volar, navegar, esquiar, surfear, escalar, pescar, andar, montar a caballo… y un sinfín de deportes de diferentes intensidades.
En esta zona catalana se concentran más de 100 empresas especializadas en hacerte vivir las mejores emociones en rafting, BTT, senderismo, equitación, golf, parapente, escalada… disfrutando en plena naturaleza, al ritmo que cada uno marque y solo o en compañía.

Y como cualquier destino que se precie, Lleida ofrece la inmensidad de la historia en sus iglesias, museos, tradiciones, fiestas populares… en forma de pintura, escultura, teatro, baile… En ella podrás descubrir un mundo lleno de magia y el legado de nuestros antepasados. Sobretodo en esta parte del mundo abunda el arte románico, donde no perderás ni un detalle si sigues la Ruta del Románico que te guiará a conocer los monumentos románicos del Valle de Boí, con un conjunto de nueve templos declarados Patrimonio de la Humanidad. También podrás disfrutar de la Ruta de los Castillos donde podrás dar un salto en el tiempo y situarte en plena Edad Media.

Así es Lleida, un lugar para dejarse llevar por los cinco sentidos y disfrutar de cada uno de ellos. Para más información consulta www.llediatur.com. ¡No debes perdértelo!

Autor: Xenia Castella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *