Lindsay Lohan en libertad bajo fianza

La polémica Lindsay Lohan la vuelve a liar parda y puede volver a prisión si se demuestra su culpabilidad en un presunto robo de un collar.

La actriz, modelo y cantante, conocida por sus excesos, se ha declarado ‘no culpable’ de la acusación de haber robado un collar valorado en 2.500 dólares en una joyería de Los Ángeles. Una nube de fotógrafos y periodistas la aguardaban a las puertas del juzgado al que acudió a testificar vestida con un ajustado vestido blanco y gafas de sol negras.

El propietario de la joyería informó del robo de un collar en su establecimiento y la policía encontró evidencias de la vinculación de Lohan con el caso, ya que al parecer, la controvertida actriz, aparecía en un vídeo luciendo el collar, dentro de la tienda.

Las penas a las que se puede enfrentar la actriz bajo las leyes californianas, van desde los 16 meses a los 3 años de prisión. Tras oír al juez recordarle que debe cumplir las leyes como cualquier otra persona y recomendarle que no tentara a la suerte, Lindsay abandonó el juzgado.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *