Lazos que envuelven a la novia

La firma Jesús Peiró ha terminado ya sus diseños para el 2005.  Así, las novias que quieran casarse en primavera o verano del año que viene pueden ir escogiendo el traje.
En su línea clásica y romántica, la firma ha elaborado una colección de trajes con líneas suaves y delicadas. Como curiosidad, común en muchos de los vestidos, cabe destacar la presencia de lazos de todo tipo: Grandes, pequeños, en la cintura, en el cuello, en el brazo, en la barriga.  Lazos que son una sola pieza y lazos formados con las telas del traje. Quizá podemos interpretar los lazos de Peiró como el símbolo de lo que significa la unión matrimonial.

Otro detalle que incorpora la firma a sus creaciones es la presencia de bordados y puntillas en dibujos florales. Algunos vestidos solo tienen detalles de este tipo en las mangas, en el cuello, en la cintura o en el vuelo de la falda. En cambio, hay otros que están completamente decorados por flores pero no dan la sensación de sobrecarga o de barroquismo.

Otra peculiaridad de sus trajes es la sensualidad que transmiten los hombros y la espalda al descubierto. Los vestidos en palabra de honor, en tirante fino o en cuello de barca permiten asomar parte del cuerpo, se insinúa pero no se enseña. Hay otros vestidos un poco más cerrados e incluso de cuello alto, pero creados a base de transparencias que cubren a la vez que muestran. Podemos encontrar, también, chispas de misterio en los velos sobre la cara, en los guantes, en los  notorios broches de pelo y en las chisteras blancas.

Así pues, las dos líneas de esta colección 2005, Nature y Atelier, se caracterizan por conjugar multitud de modelos que pueden agradar a un amplio sector femenino. Hay vestidos largos, la mayoría, pero también vestidos que llegan hasta la rodilla. Igualmente hay vestidos de una pieza y trajes de corpiño y falda. Los tejidos que se han escogido para esta colección son igual de variados que las confecciones: rasos de sedas, mikados lisos o bordados, tules, gasas, lino rústico y sedas salvajes, entre otros materiales. Y como lo importante es que haya variedad para poder elegir, la firma Jesús Peiró ha seleccionado para el 2005 un amplio abanico de colores para los vestidos: blanco, beige, vainilla, dorados, color del lino natural y detalles en plata y en oro.

Es una línea muy completa con variedades en cuanto a formas, tejidos, colores y complementos. La firma Jesús Peiró, tras veinticuatro años diseñando, vuelve a mostrarnos sus creaciones para vestir a las mujeres que estén dispuestas a enlazarse con su pareja en el altar.

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *