¿La revolución de los hombres reales era una farsa?

El pasado 31 de marzo publicamos la noticia de que los hombres reales habían llegado a la moda, todo gracias a la marca de lencería estadounidense Aerie. Famosa por sus campañas de lencería Aerie Real, en la que sus modelos aparecen al natural sin ser retocadas, la marca lanzó su primera campaña de moda interior para hombres. Y hace unas horas se desveló que todo formaba parte de una broma coincidiendo con el April Fool’s Day, el Día de los Inocentes en Estados Unidos y Reino Unido. 

Medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco de la campaña, que mostraba a hombres de etnias y tallas distintas posando con los nuevos diseños de la marca. Lo que parecía ser un paso adelante para la aceptación de todo tipo de cuerpos también en los hombres, parece ser que ha sido una farsa. Así lo anunció la marca estadounidense, que declaró que no obstante todos sus modelos, independientemente del sexo, no son retocados con Photoshop en sus campañas. Los vídeos que Aerie lanzó con el lema de hombres reales presentaban un toque cómico, pero nada hizo sospechar de que se trataba de una broma. Juzgadlo vosotros mismos.

Si tu también te identificaste con Kelvin o Devon, debes saber que todo es una mentira de Aerie. Eso sí, hay que ir más allá del hecho y reflexionar sobre la imagen que las marcas quieren mostrarnos de tanto hombres como mujeres. Aerie ha sido una de las primeras firmas en apostar por la belleza real en sus modelos, prohibiendo el uso del retoque fotográfico de sus campañas. Porque las estrías, las curvas y las manchas son sexis y te hacen quien eres.

hombres_reales_aerieMuchos usuarios de Internet criticaron la noticia de que la campaña era falsa y razón no les faltaba, pues lo que en principio fue un mensaje esperanzador sobre la aceptación de todos los cuerpos – independientemente del género-  se convirtió en una polémica con… ¿fines publicitarios?

¿Qué opináis al respecto?

Imágenes: aerie

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *