Woody Allen responde tras ser acusado de abusos sexuales por su hija adoptiva

La hija adoptiva de Woody Allen lo ha acusado de nuevo por abusos sexuales. Dylan Farrow ha recordado la carta que escribió hace cuatro años para el The New York Times, en la que confesaba que el director había abusado de ella en el ático de la casa donde vivían cuando solo tenía 7 años.

El cineasta ha negado en repetidas ocasiones las acusaciones de Dylan, asegurando en todo momento que todo es un invento de su ex pareja, Mia Farrow, para vengarse porque la dejó por Soon-Yi Previn, hija adoptiva de la actriz y el músico André Previn.

Dylan Farrow afirmaba en una entrevista grabada en su vivienda de Bridgewater “estoy contando la verdad” “Soy creíble y estoy contando la verdad. Creo que es importante que la gente se dé cuenta de que una víctima y un acusador importan. Y son suficientes para cambiar las cosas”. 

Hasta el momento han sido ya varios actores los que se han manifestado al respecto dando muestras de apoyo a la hija adoptiva de Woody Allen. Natalie Portman, Greta Gerwig, Mira Sorvino, Rebecca Hall, Timothée Chamalet, entre otros, han asegurado que ya no quieren mantener ningún vínculo profesional con el director.

Chalamet, Hall y Selena Gómez, protagonistas de su última película, A Rainy Day in New York, han asegurado que van a donar los salarios que recibieron de la película a asociaciones que defienden las víctimas de los abusos sexuales. Algunas de ellas son Time’s Up, un centro en defensa de los derechos del colectivo LGTB de Nueva York y a la organización en contra de los abusos sexuales RAINN.

Por su lado, Woody Allen se defendió en un comunicado divulgado el jueves en el que decía que “aunque la familia Farrow está cínicamente usando la oportunidad brindada por el movimiento Time’s Up para repetir esta denuncia desacreditada, eso no la torna más verdadera hoy que en el pasado”. El director actualmente sigue reafirmando su posición e insiste en que nunca abusó de su hija adoptiva Dylan, y acusa a la familia de su ex pareja de aprovecharse del movimiento Time’s Up para reavivar una “denuncia desacreditada”.

El movimiento Time’s Up es una importante campaña que nació el pasado 1 de enero de la mano de  más de 300 mujeres de la industria cinematográfica de Hollywood. Está protagonizada por caras conocidas del mundo del cine como Natalie Portman, Nicole Kidman, Emma Watson, Jennifer Aniston, Eva Longoria o Reese Witherspoon.

El movimiento demanda la elaboración de una legislación que penalice a las empresas que toleren el acoso y una hoja de ruta para alcanzar la paridad de género en estudios y agencias. Por el momento, y como apoyo legal al movimiento popularmente conocido como #Metoo, pretenden ayudar a las mujeres en su lucha contra el acoso sexual. Para hacerlo han creado un fondo- que comenzó con 10 millones de euros – para sustentar la defensa legal de aquellas víctimas con menos privilegios.

Fuentes: El Mundo, Hola.com, EuropaPress.es

Imágenes: El Mundo, Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *