La primera Miss Mundo en silla de ruedas

Si creías que los concursos de belleza ya no podían sorprenderte más, te informamos de que Varsovia ha celebrado la primera edición de Miss Mundo sobre silla de ruedas. Este tipo de certámenes suelen ser criticados por sobrevalorar la belleza e inculcar unos valores poco apropiados para niñas que son muy influenciables. Sin embargo, últimamente estamos viendo grandes progresos que podrían cambiar la imagen que tenemos de ellos. 

Primero fue el reivindicativo discurso de una candidata que criticaba a Trump y a sus fieles seguidores. Y ahora esta estampa tan poco convencional de 24 aspirantes a Miss Mundo en silla de ruedas. Todas las participantes demostraron una gran integridad al transmitir que más allá de sus caras bonitas se escondían historias de superación y esfuerzo. Pero, a parte de ese “pequeño detalle”, el resto del certamen transcurrió con total normalidad. Las participantes pasaron diferentes pruebas en las que debían mostrar sus dotes de cantantes e, incluso, bailarinas.

Una emocionada Alexandra Chichikova recogía su merecida corona convirtiéndose así en la primera Miss Mundo sobre una silla de ruedas. Esta bielorrusa de apenas 23 años que estudia psicología y pedagogía social lanzó un conmovedor discurso que caló en lo más profundo del jurado. Pero desde luego el lema del evento fue: todas somos ganadoras. 

A diferencia de lo que solemos ver en otros concursos de Miss Mundo, la amistad entre las aspirantes se apreciaba en cada pequeño gesto: miradas de complicidad, palabras de apoyo y emociones a flor de piel durante esta primera edición. Si algo hemos aprendido de las 24 participantes es que este nuevo concurso pretende romper con los clásicos estereotipos de belleza. Gracias al gran impacto del programa, sus protagonistas pueden llegar a convertirse en la voz de esas mujeres que se sienten “diferentes” por alguna anomalía en su cuerpo, y recordarles que no están solas.

Imágenes: FFNews, Harper’s Bazar

Autor: Ane del Moral

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *