La Navidad llega a tu hogar

La época navideña tiñe de luz y color el ambiente, las calles y, por supuesto, también tu hogar. Viste tu casa con los accesorios más cálidos, originales y elegantes: velas, centros de mesa, estrellas, bolas navideñas… Ikea lleva la Navidad a tu hogar. El rojo, el plata y el dorado darán vida y color a estas fiestas.

Velas
Las velas son uno de los adornos más buscados, por su sencillez, su elegancia y la calidez de su luz. Se pueden encontrar incluidas en candelabros negros de tres brazos o como piezas únicas con increíbles diseños en diferentes tamaños y colores. Las multicolor encajan a la perfección en los rincones más alegres y los tonos dorados harán brillar los espacios más íntimos. Colocar las velas sobre una chimenea o, incluso, dentro de ella regalan un aire de misticismo y tranquilidad. Las más pequeñas y en especial las flotantes puestas en cuenco transparente de cristal, son la mejor opción para iluminar tu mesa.

Adornos colgantes
Corazones, estrellas y gotas de vidrio decorarán puertas y ventanas ¿Qué te parece dar la bienvenida a la Navidad colgando una preciosa estrella dorada de tu puerta? Sencilla pero extremadamente decorativa ¿O quizás prefieres vestir tus ventanas con finos corazones de paja en color magenta? Se trata de ofrecer a los tuyos un clima de paz y alegría. Las gotas de agua de vidrio es una idea divertida y muy original para hacer tintinear el ambiente. Cuélgalas de una lámpara de pie o delante de una corriente de aire y harás que tintinee la ilusión navideña. Los pequeños corazones de algodón y sisal decorados con detalles en punto de cruz son perfectos para decorar poyetes o muebles. Si los unes con un fino cordón podrás colgarlos  en forma de ristra.

Bolas navideñas
Las bolas navideñas han dejado de ser exclusivamente un adorno para el arbusto navideño. En infinidad de colores brillantes y con diseños exclusivos como las flores o los dibujos abstractos son el complemento perfecto para crear auténticas obras de arte. Puedes combinarlas dentro de un cuenco ovalado poniendo en el centro una vela y tendrás un perfecto centro de mesa. Crearás un mural colgante si las unes con un fino alambre y las combinas a tu antojo, así hasta las paredes quedarán impregnadas de ambiente navideño. Y para los poyetes de muebles o ventanales, las bolas navideñas te ayudarán a conseguir un pequeño altar de luz y color si las alternas con velas de diferentes tamaños.

Esta Navidad la decoración de tu hogar es infinitamente rica. Crear un clima de paz, armonía y distinción depende sólo de ti.

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *