La meditación puede retrasar el envejecimiento y reducir la tasa de mortalidad

La revista American Journal of Cardiology publicó en su edición del pasado día 2 de mayo los resultados de un estudio sobre meditación, realizados por el Centro de Medicina Natural y Prevención de Estados Unidos. Según dicho estudio, las personas que practican la técnica de la meditación viven más que aquellas que no lo hacen.

Además de una disminución del 23% de muertes, las personas que se han iniciado en esta práctica han reducido un 30% la tasa de muerte por enfermedad cadiovascular y un 49% la tasa de muerte por cáncer. La meditación también  disminuye otros trastornos crónicos como hipertensión, tabaquismo, estrés psicológico, hormonal, colesterol dañino y aterosclerosis. También es una técnica idónea para retrasar el envejecimiento. Así pues, el Dr. Robert Scheider, principal autor del estudio, afirma que esta  “es la primera vez que se ha podido demostrar, de manera rigurosa y con una cifra decente de personas, que esta técnica de cuerpo y mente realmente prolonga la vida”.

Muestra usada para el estudio
Para este estudio, iniciado hace más de 18 años, los investigadores evaluaron los registros de 202 hombres y mujeres con una edad media de 71 años y con una presión arterial ligeramente elevada. Estas personas participaron en un “Programa de Meditación Transcendental”, que enseñaba técnicas para conseguir la relajación de los músculos de forma paulatina y dejar la mente en blanco, entre otras cosas.

Autor: Marta Querol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *