‘La masai blanca’, una historia real, de amor y dolor en África

A veces el choque de culturas es más grande que el amor.

"La Masai blanca" es un auténtico drama romántico. Sorprende la historia pero más aún cuando descubres que es autobiográfica. Hermine Huntgeburth, la directora, ha conseguido hacer del libro de Corinne Hofmann, una película que vale la pena ver.

Carola (Nina Hoss), es una joven empresaria suiza que viaja hasta Kenya con su novio. El último día de sus vacaciones, Carola conoce al guerrero Samburu Lemalian (Jacky Ido). Un intercambio de miradas es suficiente para que ella se enamore locamente y decida ir tras él de forma impulsiva. Una decisión que sorprende a su novio, a su familia, al propio guerrero y hasta al público. Lo deja todo para ir a vivir al campo, entre vacas y chozas hechas de ramas ¡Eso es amor! Pero nada es tan idílico ni resulta tan fácil. Lo que a alguna vez sintió como el amor más grande de su vida, se convertirá en una durísima prueba de amor, una aventura entre el cielo y el infierno que un día la llevará al límite.

Este film que ha arrasado en su tierra natal, Alemania, y que va camino de hacerlo en nuestro país, es un retrato del choque entre culturas. Al inicio de la película, crees que una vez más, se va a mostrar el lado amable de ir con "taparrabos" ¡Pero no!, muy al contrario. "La Masai Blanca" retrata realidades tan duras como la ablación femenina, el machismo inherente a estas culturas primitivas, la corrupción… Pero a pesar del abismo tan grande entre sus culturas, ambos aprenden del otro. Él a hacer el amor dulcemente, ella a vivir en condiciones extremas.

La realidad es que la directora sin perder el tono documental de la película ha conseguido crear una obra en la que no hay grandes escenas de amor, y de hecho, el primer contacto entre los protagonista, no resulta ser tan mágico como esperábamos, pero hay grandes panorámicas de Kenya, que invitan al espectador a querer descubrirla.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *