La dieta del pomelo

Se puso de moda a principios de los años 70, con el nacimiento de las filosofías hippies y contestatarias. Su base es el consumo de pomelo o piña, alternando con otros alimentos.

Duración: 1 semana

Kilos perdidos: de 2 a 3

Para quién no: personas con infección urinaria diabetes. Durante tres días a la semana sólo se puede comer pomelo (o piña), en zumo o fruta. Los cuatro días restantes se permite una alimentación variada, con carne, pescado, huevos y ensalada, guisados con muy poco aceite. El pomelo (o la piña) se debe incluir como postre. No se puede tomar azúcar, alcohol ni bebidas carbónicas.

VENTAJAS: Adecuada para personas caprichosas en su forma de comer. Rica en vitamina C.

INCONVENIENTES: No se debe prolongar más de 7 días, al tratarse de una dieta de pocas calorías. El peso perdido se recupera con facilidad, ya que se pierde mucho agua. Se trata de una dieta de semiayuno. El pomelo es muy rico en vitamina C, pero 1 kilo sólo aporta 370 calorías, esya por debajo de las mínimas necesarias.

Autor: Redaccion

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *