La demanda de paternidad: Qué es y cómo funciona

A pesar del revuelo mediático que suscitan los casos de algunos personajes famosos, en España no son frecuentes las demandas de paternidad. El motivo tiene que ver con el qué dirán, con ese componente moral que aún prevalece en relación a estos casos en ciertos sectores sociales.

De cualquier forma, presentar una demanda de paternidad es un procedimiento imprescindible para conocer quién es el padre de un niño. La maternidad, en cambio, viene recogida en el Código Civil, y se determina por el propio parto.

Se presenta no sólo para que el niño conozca sus orígenes paternos, sino como reclamación del reconocimiento de filiación y con el fin de poder solicitar la pensión alimenticia para el menor y a cargo del padre.

Obtener estos reconocimientos y derechos no es un procedimiento rápido, si se cuenta con la negativa del supuesto progenitor a someterse a la prueba. La ley española no obliga a nadie a hacerse un test de paternidad, pero, y este punto es muy importante,el juez puede tener en cuenta dicha negativa como prueba de paternidad. Es decir, como una manera de evitar que se demuestre la verdad por parte del demandado.

padre_1

Otra posibilidad sería contar con familiares con un grado de parentesco muy cercano, que accedieran a realizarse la prueba de ADN. Hablamos de tíos, sobrinos, primos, que siempre tendrían dar su consentimiento. Cuanto más cercano sea el grado de consanguineidad, más fiables serán los resultados.

También serviría su ADN en caso de que el presunto padre hubiera fallecido. El test tendría que realizarse a un familiar en segundo o tercer grado de parentesco. De no existir ese grado nos hallaríamos en la situación que tantas veces recrean las películas y series de forenses: la exhumación de los restos del presunto padre.

Este caso sólo se da en situaciones muy concretas, bien por la personalidad histórica del padre – caso de escritores fallecidos hace más de un siglo ) o también cuando la cuantía de la herencia es más que relevante. Esteproceso, no obstante, no sólo es largo y costoso, sino muchas veces del todo ineficaz por el estado en el que se encuentran los restos del fallecido. La identificación puede llegar a ser imposible por el deterioro biológico.

paternidad

Qué se necesita para presentar una demanda de paternidad

Se necesitan pruebas que acrediten una relación entre la madre y el supuesto padre. Debe tratarse de testimonios comprometidos, como videos, cartas, fotos, mensajes telefónicos y este tipo de material privado.

En relación a la solicitud propiamente dicha, la prueba genética debe realizarse en una entidad pública, de lo contrario podría ser impugnada. Es decir, si se realiza en una empresa privada podrían mediar intereses partidistas. Lo habitual es hacerla  en el Instituto de Toxicología, que depende del Ministerio del Interior. De esta manera, no cabrán dudas de la imparcialidad del resultado.

Durante el tiempo previo a la obtención de la sentencia, y si el menor se encuentra en una situación de desamparo , por precariedad económica, el juez puede intervenir, estableciendo medidas cautelares que ayuden a la madre a la manutención hasta que el niño cumpla la mayoría de edad. En ocasiones, el proceso puede llegar a durar entre uno y dos años.

La sentencia

Si es estimatoria , si se determina que el demandado es el padre del niño, le corresponderá al demandante llevar los apellidos paternos, los derechos hereditarios y, en el caso de que sea menor, el acceso a una pensión alimenticia. Esta puede solicitarse con carácter retroactivo desde la fecha de interposición de la demanda.

 Se puede también establecer un régimen de visitas, pero sólo en el caso de que el padre lo solicite y el fiscal muestre su conformidad.

LE_MORNE_040-200x300

Alejandra García es abogada experta en derecho civil en

http://lemornebrabant.com

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *