La danza del vientre arrasa en España

Cada vez son más las mujeres interesadas en el exotismo de la danza del vientre. Y a los hombres les encanta por su mezcla de feminidad y sensualidad. El pasado fin de semana, el espectáculo Mabruk llenó de brillo, color y sonidos orientales la sala Luz de Gas en  Barcelona.

La cultura árabe es una fuente de danzas y músicas llenas de belleza y exquisitez. El espectáculo Mabruk acercó a Barcelona el exotismo de los bailes y sonidos tradicionales de oriente. Sin duda, fue Munique NET con su danza del vientre quien puso el punto de  sensualidad al momento. Movimientos suaves y sugerentes invadieron el escenario. Munique captó las miradas con la delicadeza de sus movimientos, la belleza y la armonía de su cuerpo y la espectacularidad de su vestimenta. La danza del vientre llenó de magia la sala Luz de Gas.

Pero hubo mucho más, como el baile de los bastones y las canciones de Om Khouthom. Movimientos ágiles, equilibrio y mucha concentración se mezclan con el colorido de trajes, más que originales, y una simpatía personal que contagió a todos y cada uno de los espectadores. El pasado sábado la cultura árabe impregnó al público. Acompañando a los bailarines, un violín, una flauta, un acordeón y dos expertos percusionistas pusieron música a la velada. Todos ellos de origen oriental consiguieron cautivar la atención de los allí presentes gracias a la exquisitez de cada una de sus notas. Tocaron al unísono y por momentos, deleitaban con piezas individuales que compartían de forma muy directa con el público. La complicidad entre las dos culturas fue evidente en todo momento.

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *