El arte de la danza: ‘cuando bailar es soñar con los pies’

Cuando nos proponemos realizar ejercicio físico de manera regular, una de las cosas más importantes que debemos plantearnos es hacer algo que nos guste.

Entendemos por actividad física la vinculación de la respiración y el movimiento apuntando a obtener beneficios específicos como fuerza, resistencia, flexibilidad, coordinación, agilidad; es por esto que el baile resulta una opción que hay que tener en cuenta.

danza-bailarines-1

 

Bailando, no solo trabajamos el cuerpo al ritmo de la música, si no que nos lo pasamos bien en compañía de otra gente. Hoy en día casi todos los centros deportivos o de salud nos ofrecen clases de baile: zumba, salsa, bailes de salón, danza del vientre, hip hop, son algunas de las modalidades preferidas. Como beneficios de la danza, en cualquiera de sus expresiones, podemos destacar:

  • Perdemos muchas calorías; es un trabajo cardiovascular moderado, por lo que no solo mejoraremos nuestro sistema cardio-respiratorio si no que nos ayudará a mantener nuestra silueta o, si acaso, perder algunos kilos que consideremos de más.
  •  Fortalece y tonifica nuestros músculos.
  • Mejora la flexibilidad y el equilibrio.
  • Nos aporta gran consciencia corporal, por medio del arte de bailar nos conoceremos mejor, seremos más conscientes de nuestros movimientos, nuestra respiración y nuestro cuerpo.
  • Al trabajar con coreografías y rutinas, desarrolla la coordinación y la memoria.
  • Contrarresta los efectos negativos del estrés y las emociones negativas. Danzando liberamos endorfinas, nos sentimos más felices, con más vitalidad y energía.
  • Mejora la autoestima. En clases de danza es necesarios ‘hacernos amigos del espejo’ para mejorar nuestra performance. Esto nos ayuda a aceptarnos tal y como somos. Ver que somos capaces de aprender, movernos y ser constantes nos gratificará personalmente.

Aunque sabemos que las mejores bailarinas tienen unos cuerpos espectaculares -fruto de años de disciplina y sacrificio-, para apuntarnos a clases de baile no hace falta una condición física avanzada. Nos basta con tener ganas de movernos. Moldear la figura puede ser divertido y fácil, el tiempo pasa rápido cuando nos encontramos a gusto y bailando.

danza-bailarines-2

Bailar es compartir tu energía con la demás gente que participa de la actividad, por lo que se crea un vinculo social muy agradable con tus compañeros de clase y esto también resulta muy provechoso a la hora de hacer ejercicio físico.

Además de todas estas ventajas y beneficios expuestos debemos comprender que la danza es una de las formas de expresión más antiguas. El baile y la música han sido ancestralmente una forma de conexión espiritual, un rito sagrado en mucho casos. Cuando bailamos ‘nos olvidamos de todo’ y esto es porque nuestra atención se centra en nuestro movimiento,  al compás del ritmo que percibe nuestro sentido auditivo. No hay mejor manera y más divertida de conectar con nosotros mismos y desconectar con el mundo externo, ruidoso y monótono que bailando. Elige la clase que más te guste o te llame la atención y atrévete a bailar!

danza-bailarines-3

Como dice un reconocido cantautor y afirma una amiga que entrega su vida al arte de la danza, ‘bailar es soñar con los pies’.

FERNANDO ORPINELL 4

Fernando Orpinell es autor del libro “Tu entrenador Personal”. Es instructor de Pilates y entrenador personal. Precursor en España del Paddle Surf & Pilates.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *