La cocina oriental y el ‘wok’

La cocina asiática se acerca a occidente y el ‘wok’ se introduce como el utensilio de referencia para una cocina sana y baja en grasas.

La cocina oriental, sobretodo la china y la japonesa, se ha puesto de moda en los últimos años debido a la concienciación social de mantener unos hábitos alimenticios sanos. Detrás de esta cocina se esconde una tradición milenaria y una especial atención a las propiedades de cada alimento, es por ello que cada vez más nutricionistas la recomiendan en occidente.

La cocina asiática presenta bajos contenidos grasos, por eso está de moda en la nueva cultura del fitness y el wellness. El arroz es una de sus bases, como también lo es la salsa de soja, los brotes de bambú y las algas. Se utilizan unos alimentos delicados, en su mayoría vegetales y pescados, combinados con aderezos que aromatizan y exaltan los platos cocinados en el wok.

Wok, en idioma mandarín significa literalmente “recipiente en que se cuece”. Es un utensilio originario de China, hecho de hierro colado que conserva el calor de los alimentos, evita la oxidación y es antiadherente. Su forma ancha y profunda produce diferentes zonas de temperatura: más caliente en la base, donde los alimentos se doran rápidamente y templado por los laterales, para mantenerlos calientes una vez cocidos.

El wok permite utilizar muy poco aceite o grasa y es especialmente recomendado para la cocina light, para sofreír, guisar, hervir o cocer al vapor los alimentos. Los alimentos cocinados en el wok mantienen la mayor parte de sus propiedades y su color ya que se cocinan en muy poco tiempo. Esto hace que los platos sean mucho más agradables a la vista y al paladar.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *