La automedicación

¿Quién no se ha automedicado creyendo tener los típicos síntomas de un resfriado o un pequeño dolor de cabeza? Pues lo hace casi el 28% de la población española que  acude a las farmacias a comprar sus fármacos para automedicarse. Esto es un grave error porque la mala utilización de los medicamentos hace que cada día hasta un 33% de las urgencias médicas que se atienden sean debidas a esta imprudencia ciudadana.

Siempre acertará más un médico titulado que no una simple intuición. Pero a parte de las infecciones, intoxicaciones, reacciones alérgicas, etc. que puede crear el automedicarse, los médicos se encuentran cada vez con mayores dificultades para tratar infecciones que a simple vista parecían fáciles de curar, y esto es debido a que el consumo de los fármacos hace que nuestro cuerpo provoque mayor resistencia a sus propios efectos.

No ocurre lo mismo en el resto de países europeos, se cree que la causa del alto número de personas que se automedican en España es tan elevado debido a la cantidad de medicamentos que nos sobran y guardamos en casa para recurrir a ellos en caso de creer que sean necesarios.

La automedicación no es la solución a esos dolores de cabeza, al insomnio o al dolor de espalda, acudir a tu médico para que te examine adecuadamente y te recete lo que realmente necesitas sí es lo correcto.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *